26/11/08

Pedro y el lobo

Estaba leyendo esta noticia en Clarín, sobre los repudios cosechados por el diario contra la protesta que el sindicato de camioneros realizó por el blanqueo de trabajadores en su sistema de distribución.
Lean el listado de los repudiantes y van a ver que son los mamarrachos sedientos de micrófonos de siempre, que se acercan al oso con menos convicción que miedo por sus garras. Algunos, como los de la AEA, la asociación de empresarios más poderosa de Argentina”, según recuerda el mismo Clarín, parecen salidos de un llamadito telefónico previo de alguna autoridad del diario.
Si esta es toda la artillería seria y bienpensante que el diario más vendido del país puede mostrar como gente preocupada por la libertad de prensa, es que las cosas en algún punto le están saliendo mal.
Clarín está comprobando que cada año le resulta más difícil acarrear voluntades diversas para defender un ámbito informativo que está claramente viciado de intereses que nada tienen que ver con la libre expresión.

6 comentarios:

MONA dijo...

Ellos se escudan en un derecho: el de la libertad de prensa, mientras desconocen sus deberes como patrones ante los empleados que trabajan en el diario.
Veo también en todos los medios la ofensiva a todas y cada una de las acciones de gobierno, sin propuestas alternativas.
No tienen nivel, no son formadores de opinión ni aportan nada a la cultura...
Saludos

_Ariel_ dijo...

Hola Mona, me parece que la propuesta de los principales medios es la misma que la de los principales empresarios: la libertad de acción. Las reglas claras que piden es la ausencia de reglas. Por eso a la dirigencia política argentina le cuesta tanto tratar una ley de medios. Pero tengamos esperanzas, algún día se podrá. Hechos miserables como el de ayer, o el del Malevo Ferreira y otros, hablan de su necesidad.
Saludos y gracias.
Ariel

Mariano T. dijo...

Me parece que estan agarrando una visión distorsionada. los empleados en cuestión (que no hicieron huelga)trabajan para los distribuidores, y estan en blanco. El tema es que estan en otro sindicato.

_Ariel_ dijo...

Mariano, esta es una costumbre noventista en ciertos medios, no solo de Clarin: cooperativización (tecerizacion) de los sectores que no necesitan de personal idoneo (y algunos se animan a mas incluso). por eso ahora se puede decir que "no son empleados de Clarin sino de una distribuidora". No es nuevo eso: primero te piden que factures y despues te dicen "el problema no es mio, vos sos otra empresa"
Igual podes llegar a tener miles de razones en los detalles, pero el tema con el que yo jodo por aca es la concepcion de la prensa. Que tiene muchos puntos en comun con la concepcion de la relacion laboral.
Y embola que Clarin levante banderas insolitas cada vez que alguien le toca el traste.
Por eso lo de Pedro y el lobo, porque cuando hay dictaduras en serio (y no las payasadas que inventa Carrio), el que la liga no es Clarin precisamente.

Mariano T. dijo...

El tema es que, según la nación, eran afiliados al sindicato de repartidores de diarios, que es bastante distinto que trabajart con una factura.
Me parece pésima la costumbre deMoyano de usar la fuerza contra el empleador en un tema de encuadre gremial

_Ariel_ dijo...

Insisto Mariano, en los hechos de uno y otro lado cada cual se traga sus sapos. A vos te parece pesima la actitud de Moyano, a mi me parece tan discutible como la rastra en la ruta durante días (Moyano lo hizo durante una hora, a una sola empresa y la levanto al primer llamado a conciliacion obligatoria). No me sumo a esa idea de que la prepotencia tiene protagonistas exclusivos. Clarín y buena parte de la clase media, sí se suben.
Saludos