18/6/09

Degenerados


En los próximos días se cumplen 6 años de un curioso y trágico hecho que terminó con la vida de la joven Teresa Bottino y dejó en coma farmacológico a su amiga Paula Salinas. Ambas iban en un remis Ford Galaxy cuando decidieron saltar en pleno viaje porque advirtieron que el chofer estaba realizando maniobras peligrosísimas con el vehículo.

El tratamiento que algunos medios de comunicación de los denominados “serios” dieron al asunto, nos muestra el desamparo de la sociedad ante una forma de hacer periodismo que no responde a más ley que la del mercado, ni se sujeta a otra prevención que no sea la propia voluntad del medio.

El caso fue presentado como un supuesto intento de violación, y el remisero fue considerado en algunos medios, por unos días, como un depravado/drogadicto en fuga. Nunca voy a olvidar que en el informativo del canal América, un periodista fue con el móvil hasta el lugar donde las dos chicas habían subido al remis, y reconstruyó ese momento con agregados del tipo: “Teresa y Paula subieron al remis, pero había una tercera chica que al ver la cara de degenerado del chofer, desistió del viaje.”

Por unos días, el remisero fue el enemigo público Nº 1 de la tele. La policía lo detuvo, y las cosas empezaron a aclararse luego de que Paula despertara del coma: resultó que el chofer había sufrido un ataque de epilepsia en el viaje, y las pobres chicas intentaron hacerlo reaccionar incluso tirándoles de los pelos hasta que tomaron la drástica decisión que terminó con la vida de una de ellas.


La noticia alimentó a las fieras por unos días; ese periodista de América le vendió a la gente una historia inventada, mientras Clarín publicaba el rumor de una masturbación en pleno viaje.

Recurro a un ejemplo que nada tiene ver con la política, para decir que en política hacen lo mismo. La diferencia entre los temas abordados (política, sociedad, economía, policiales, etc) no está en las técnicas ni en los mañas usadas por unos y otros sino en las consecuencias que dejan en la sociedad. Como decía en otro post, tenemos la realidad que los medios necesitan tener.

No está mal recordar este caso, a 6 años del hecho y a pocos días de unas elecciones que se han caracterizado por la jugada fundamental de los principales medios en el debate político, muchas veces hasta inventando medidas imposibles, como analiza hoy Raúl Kollmann.

Dejo dos links del 25 de junio de 2003, sobre la noticia del remisero, uno a la nota de Clarín, otro a la de Página. Si tienen un tiempito, lean las dos y observen las diferencias.

7 comentarios:

MP dijo...

Es una muestra excelente de la bosta que le meten a "la gente" sin el menor pudor. Muy bien
Saludos

_Ariel_ dijo...

Mario: quise poner un ejemplo no politico, porque en lo politico hay aun mas margen para la jugada del rumor y la tergiversacion de los hechos.
Y es lo que venden todos los dias modificando el animo de sectores mediatizados.

Saludos y gracias

Staff de Bla Bla Bla dijo...

En Clarín sólo faltó una foto de una orgía con el epígrafe "Minutos antes de que una de las pasajeras se tirara del auto".

Saludos.

_Ariel_ dijo...

BlaBlaBla: no le des ideas, no le des ideas!!

Saludos

Lic. Baleno dijo...

Excelente. Es increible como cuando no se sabe algo se inventa.

_Ariel_ dijo...

Lic: es una necesidad imperiosa del mercado informativo, y no importa si se sabe algo o no.
Si se sabe, apelan a "Lo que abunda no daña", para ofrecer mas noticias y datos sin cotejar.
El tema es vender y competir.

Saludos

laucha dijo...

Hace rato que clarin se parece a crónica... con perdón a crónica...