3/5/09

Periodismo al servicio de las corporaciones


"Las empresas y sus periodistas empleados descalifican una investigación, pero al mismo tiempo no escuchan la catarata de cuadros médicos palpables en las zonas sojeras; las provincias están plagadas de víctimas de agrotóxicos, pero ahí los diarios no quieren llegar, y mucho menos las empresas responsables."



"No entiendo por qué mi relato tiene más importancia que el de las Madres de Ituzaingó (barrio de las afueras de Córdoba, emblema de la contaminación con agroquímicos)."



"Las empresas del agro, los medios de comunicación, el mundo científico y la dirigencia política son básicamente hipócritas respecto de las consecuencias de los agrotóxicos, protestan y descalifican una simple investigación pero no son capaces de observar las innumerables evidencias médicas y reclamos en Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe."





"El centro del problema no debiera ser esta investigación. Sería querer tapar el sol con la mano. Yo sólo aporté un punto más a la discusión. Pero hay sectores que quieren cerrarla, ni siquiera por convencimiento ideológico, sólo por conveniencia económica."


"El glifosato puede atravesar barreras respiratorias y/o placentarias y entrar a las células embrionarias, incluso existen avances científicos en esa dirección, como también existen registros de glifosato y de sus posibles metabolitos presentes en mujeres embarazadas"



"–¿Por qué el sector científico no estudia?
–Porque no en todo el mundo hay tan enorme cantidad de hectáreas con soja como se da en la Argentina. Hay casi 18 millones de hectáreas. Desde el punto devista ecotoxicológico, lo que sucede en Argentina es casi un experimento masivo."



"Yo no discuto mis investigaciones con abogados ni empresas privadas, máxime si son parte del problema. Yo discuto mis resultados con mis pares con idoneidad para juzgar los productos de mi disciplina, en congresos, reuniones, seminarios y todos los días en mi laboratorio. Por otro lado, recibí llamadas intimidatorias, ya denunciado oportunamente."



"Por todo esto, tomé precauciones sobre a quién doy mi trabajo. Es claro que Clarín y La Nación, por decir algunos, tienen intereses creados, son voceros de las empresas. Cuando finalice el trabajo y lo vean mis pares, ahí se los daré. Como investigador no voy a dejarme tomar examen por empresas, por medios de comunicación o funcionarios de turno."

7 comentarios:

sin dioses dijo...

Buenisimo el post!

Cecilia dijo...

Hice un post parecido justamente! El matutino que no defrauda está con los tapones de punta!
Saludos

_Ariel_ dijo...

gracias sin dioses

Cecilia, lei el post, lo de Agrositio es medio macartista. En muchos casos, por las reacciones que hay cuando alguien dice algo en contra, pareciera que a la soja la fumaran...

Que salgas pronto de la gripe

saludos

geraldinho dijo...

¿Vieron los argumentos de los productores y defensores de la siembra directa en el último artículo? Hay un tal Rossi que dice que prohibir el glifosato "salvando las distancias, sería como que a la gente común le sacaran la aspirina". Jo,jo. Qué capo.

_Ariel_ dijo...

Si Geral, increible la impunidad para esas comparaciones en un tema tan delicado. Cualquier cosa que les implique una vuelta a rentabilidades normales los saca de sus casillas.

saludos

Anónimo dijo...

No sabía donde mandarlo, asiq ahí va via comentario para q se difunda
dps dice Biolcati q no son serios los estudios contra MONSANTO

Alemania ratifica prohibición de maíz transgénico por tóxico
http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/49134-NN/alemania-ratifica-prohibicion-de-maiz-transgenico-por-toxico/
TeleSUR _ Hace: 09 horas
El consorcio alimenticio estadounidense Monsato perdió este martes la demanda que había interpuesto contra el gobierno de Alemania por la permanencia de su maíz transgénico MON 810, cuyo cultivo fue prohibido por Berlín por daños al ambiente.

La decisión fue tomada por el Tribunal Contencioso-Administrativo de Brunswick (centro de Alemania) que decidió soportar el veto sobre el MON 810, un tipo de maíz modificado genéticamente, luego de que nuevas pruebas demostraran que podrían resultar tóxico para la ingesta de personas y animales.

A mediados de abril, la ministra alemana de Agricultura, Ilse Aigner, prohibió el cultivo de ese producto de la agricultora Monsato, que en 2008 llegó a ocupar 3 mil 600 hectáreas de tierras alemanas, argumentando el daño que causa a una especie de mariquita y otras de mariposas, además de organismos marinos.

En esa oportunidad, Aigner explicó que existían "pruebas suficientes de que el maíz del tipo MON 810 implica un deterioro del medio ambiente", que afecta al ecosistema de mariposas.

A pesar de que su decisión fue muy criticada por parte de algunos colegas de gabinete y correligionarios conservadores, fue bien recibida por los grupos y asociaciones ecologistas, que llevaban meses manifestándose, así como por los opositores de Los Verdes y del partido la Izquierda.

La empresa Monsanto aseguró de inmediato que "un sinnúmero de investigaciones científicas" probaban que el MON 810 es seguro para la salud humana y animal y para el medio ambiente.

No obstante la defensa de la transnacional, el tribunal de Brunswick, que estaba pendiente de estudiar a fondo sus posibles efectos adversos en la ecología, explicó este martes que los nuevas investigaciones han concluido que el cereal produce una sustancia tóxica que resulta perjudicial, "no sólo para la mariquita, sino también para otros insectos".

"Me alegro de que se haya confirmado mi opinión", reaccionó este mismo día la ministra tras conocerse la sentencia, cuya decisión ha sido respaldada mayoritariamente por la opinión pública, pues, según una encuesta del instituto demoscópico Emnid, 78 por ciento de los alemanes es partidario de la prohibición del maíz transgénico, frente al 16 por ciento que la rechaza.

Por su parte, la directora de la filial alemana de Monsanto, Ursula Lüttmer Uazane, calificó la decisión de Igner de "arbitraria y no basada en argumentos científicos convincentes".

Bajo estas nuevas circunstancias, Monsanto insiste que tiene la intención de adoptar nuevas medidas judiciales ante el fallo tribunalicio.

Una de las posibles vías que le quedan a la gigante estadounidense es interponer un recurso ante el Tribunal Administrativo Superior de Luneburgo (norte).

Tras su controvertida decisión con respecto al maíz modificado genéticamente, la ministra alemana de Agricultura autorizó la semana pasada el cultivo de una patata transgénica, la "Kartoffel Amflora" destinada a la fabricación de papel y otros productos pero no para consumo humano ni para alimento de ganado.


teleSUR - Efe / mm - FC

_Ariel_ dijo...

Anonimo, gracias por la informacion. Tambien lei, gracias a lo que mandaste, que le habia pasado lo mismo en otros paises europeos. Aunque en este caso, ya fue con proceso judicial incluido.
Saludos
Ariel