23/5/09

Aló presidenta


Es hora de que Cristina Fernández tenga su programa de radio.

Es una sana costumbre que actualmente sostienen presidentes como Chávez y Correa, pero en la Argentina no se tiene en cuenta. Y, pienso, es una gran alternativa para dar a conocer sin intermediarios, ni extractos, ni entrecomillados, la visión de la autoridad máxima de un país sobre diversos temas, que no necesariamente deben ser los impuestos por agenda mediática.

Es también un arma de doble filo, como todo uso de la palabra. Pero CFK ha demostrado en sus discursos ser una de las figuras políticas con más consistencia oratoria. Lo triste es que esa circunstancia no siempre se deja ver, en parte por defectos oficiales a la hora de comunicar, pero también por esa costumbre clasemediera, fogoneada por decenas de periodistas, famosos o no, de ocuparse más de los modales que de los contenidos.

Esta hipocresía tiene su utilidad política, que es la de negar los debates en beneficio de la exaltación de la postura y la eficacia de las frases bien puestas.

No hace falta más de dos dedos de frente y un poco de buena leche para advertir que CFK tiene mucho por decir, siempre. Y que le gusta mechar en sus discursos masivos, temas profundos. Pero los actos tienen sus limitaciones propias, como las tienen las entrevistas o conferencias: la chicana, el título fácil y vendedor, la discusión berreta, son las preferencias de los medios (convite que la dirigencia política suele aceptar), porque de eso viven. No van a buscar un análisis sobre las razones de la pobreza (aunque lo pregunten y aparenten tal interés), sólo buscan noticias, entendidas como un producto al que deben sacarle el mejor provecho económico y político.

No importa si en una entrevista se hace referencia al proceso histórico de la desocupación, lo que el medio destacará será otra cosa, más directa, más efectiva, más digerible, más vendible. Y ante ese sistema periodístico, creado y financiado por las democracias liberales, es saludable buscar alternativas de comunicación. Claro: cuando hay cosas para decir, y se sabe decirlas. (Pienso en De la Rúa y sus horas radiales con los jubilados)

CFK tiene condiciones políticas e intelectuales para sostener un programa radial de una hora semanal, dirigido (¿por qué no?) a los sectores más mediatizados. Igualmente, aunque no lo quiera, serán sus oyentes. Pero antes que nada, debería encararlo para decir lo que siente, y con una fuerte carga ideológica.

Hay un montón de funcionarios y técnicos que esperan entrevistas que nunca llegan de parte de los medios preocupados por el futuro del país: la gente del Balseiro, del INVAP, del INTA, del INTI, de Cultura, del Conicet y otros que cuecen el estofado del desarrollo que quiere ser el sostén del país. Imagínenlos, por ejemplo, siendo entrevistados por la presidenta en su programa.

Después, que los medios hagan su juego. Si las ideas y decisiones políticas se explican bien, la diferencia entre periodismo y tráfico de intereses empieza a ser más comprensible para todos.

14 comentarios:

el grito primal dijo...

Si. Concuerdo con la iniciativa.

_Ariel_ dijo...

Grito: bien, ya somos dos!.

Fernando J. Baez dijo...

Absolutamente de acuerdo, por radio y por TV... es inexplicable que no estemos utilizando toda la artillería que tenemos. Canal 7 hay tiene espacio para todos, el gordo lanata es un amigo de la casa, el "largo" Eliaschev también, los muchachos del campo obvio, los deportes toooodos (me matan los juegos olímpicos de 1968!), pero Cristina ni el saludo de las buenas noches. Un viejo amigo (amigo y viejo) me contó la importancia que tenían los mensajes radiales de Roosevelt sobre la moral de los norteamericanos durante la guerra. El tipo era encantador, un auténtico manipulador de serpientes y además sabía aprovechar muy bien su imagen de "pobrehombremirácomoandaensilladeruedasperoquevoluntáquetieneohgod!"
y todos los jueves a la noche y a veces en otros días de la semana si las papas quemaban el tipo se sentaba frente al micrófono al mismo tiempo que millones de familias se sentaban frente a sus radios pensando en los hijos y los maridos que estaban a los cohetazos en los frentes y entonces, en esa magia de la radio a la noche, el viejo carraspeaba un poquito y arrancaba "Good Nigth..". Eso se llama "mística" y es lo que a algunos de nuestros funcionarios les anda faltando, por eso no sintonizan bien, por eso tanta interferencia, por eso tan, pero tan pocas pilas.

_Ariel_ dijo...

Fernando: no es facil estar frente a un microfono en calidad de conductor. No es para cualquiera, por mas que los politicos esten acostumbrados al trato mediatico. Una cosa es responder algo concreto y otra es conducir sin terminar hablando para pocos.

Tambien creo que no se hace esto, porque es otra convencion impuesta tradicionalmente. Como en su momento lo fue la visita presidencial a la Rural o a las homilias de la catedral, ambas hechas para que los factores de poder regañen publicamente al poder politico.

Pero se puede romper con esta costumbre de que los presidentes no tienen un programa propio en los medios.

Comparto lo que decis: si se hace, hay que hacerlo bien, y si es con mistica... mucho mejor.

saludos

MONA dijo...

Si, es una buena idea... pero que sea una radio que se escuche en el interior... las radios capitalinas suelen no tener alcance, y solamente las que tienen repetidoras FM se escuchan asiduamente. Si no, la gente escucha la radio local (la de esta ciudad: San Nicolás, es re gorila) o de las ciudades cercanas (las de Rosario LT2 y LT8 son gorilas y reaccionarias)
Dale! Hacé un proyecto... y lo vas a concretar...

Dalai Rama dijo...

Deberia ser un programa emitido en duplex por canal7 y radio nacional, programado con dia y horario.

bahia ruge dijo...

No sé si Aló Presidenta! o cualquier otro formato, pero el gobierno aunque sea tarde tiene q empezar a comunicar... Ya son muchas las batallas que se perdieron por la falta de una estrategia de comunicación, no se puede seguir regalando...

Anónimo dijo...

En la época del gobierno del senador Duhalde hubo un programa similar que salía al aire por Radio Nacional todos los sábados a eso de las 10 hs. conducido por Mario Giorgi (hoy conductor reaccionario y procampo de Radio Belgrano) y en el que el ex mandatario hablaba de los temas de su gobierno y demás cuestiones que a él le importaban. Las preguntas que le hacían por teléfono o este periodista en el piso eran "verdaderos centros a las manos de cualquier arquerito de baby".
Igual es una iniciativa para tener en cuenta y que podría hacerse en duplex y que los conductores variaran semanalmente y fueran uno de cada provincia para que diera una imagen mas federal el asunto. En el caso de Bs. As. se podrían llamar a periodistas de FM zonales, tanto del conurbano como del interior.

iNdIgO

_Ariel_ dijo...

Mona: como dice Dalai Rama, corresponde que sea Radio Nacional. Y ojala que CFK se anime a llevarlo a la practica. Si de mi dependiera...!!!

Dalali: es lo que corresponde. Esos dos medios llegan a todo el país, sobre todo desde la politica de NK de instalar repetidoras del 7 en muchas ciudades que, increiblemente, antes no podian ver el canal si no era por cable.

Bahia ruge: comparto, la forma y el estilo se va haciendo con el tiempo. Pero lo importante es tomarlo como una politica de comunicación. Si se pone plata en subir satelites, en publicidades, en medios estatales, ¿por que no invertir plata, cerebro y tiempo en un programa semanal?

saludos

_Ariel_ dijo...

iNdIgO: eso no me gusta, y no se si es eficaz. Ese formato, me parece mas de lo mismo. Seria como hacer prensa institucional en vivo. Hablo de conducir y opinar sin miedo a los tiempos impuestos por otros, y sin necesidad de responder preguntas. Sin periodistas. Sin intermediarios. Para eso estan las entrevistas periodicas o las conferencias improvisadas (ya que las conferencias de prensa convencionales, en este periodismo argentino, como quedo demostrado son un fiasco)

Hablo de un programa para explayarse, no para rendir cuentas a periodistas que pasan por republicanos, y trafican intereses. Y menos para hablar ante un periodista que tire centros y que al otro dia se hable mas del alcahuete que de lo que se dijo.

Un espacio a la semana sin periodismo. Una hora, un solo dia. Nada mas.

Cualquier ser humano se lo merece :)

tiovik dijo...

...los otros dias lo charlaba con un amigo y la conclusion era lo mal que comunica (y comunico) este gobierno. la paradoja es que CFK es una mujer que cuando se mantiene en control puede llevar bien las palabras y maneja una situacion con precision. No veo mal que llame a una conferencia de prensa una vez por semana (cualquier excusa es buena), de una se despache con un tema para desarrollar y despues los atienda a los que se atrevan a preguntar. No creo que haya movileros con las agallas y la verba como para meter a CFK en un brete. Y mas de uno que se hace el malito con el mic en la mano se iria al mazo frente a una respuesta contundente.
Solo hay una condicion para que todo salga bien, cris debe mantenerse fria como un jugador de poker con un par de 2 en la mano (los fulleros me van a entender). Si lo logra y no se saca (mas vale que lo van a intentar) se los come crudos aunque vengan Lanata, Castro y Eliashev juntos. Es mas, despues de que se cargue un par de movileros forros le van a tener que tomar mas respeto.
Desde ya tal conferencia de prensa debe transmitirse por todos los medios disponibles y debe haber una version online. Si de vez en cuando la quieren hacer en el interior no habria problema, creo que hay jugadora para toda la cancha...

_Ariel_ dijo...

tiovik: una cosa no quita la otra, pero estaba escribiendo una respuesta tan larga, que mejor hago un post. Porque el tema de las conferencias es interesante.

Saludos.

Fede M dijo...

Mmm.. no sé. Chavez y Correa y hasta Juez tienen lo necesario para hacerlo. Cristina, es muy inteligente, pero lamentablemente lo sabe, está convencida de ello, y no tiene empacho en asegurarlo. Hacer un programa sólo acentuaría el perfil de "soberbia" que se le atribuye. Todos estamos de aceurdo con los fondos de este gobierno, pero son las formas las que son criticadas. Algunos privilegiamos algunos los fondos y seguimos apoyando, pero está visto que a la opinión publicada hace centro en las deficiencias de las formas. Y un programa así no haría más que acentuarlas. Me parece que habría que buscar por otro lado. No hay nada peor que tratar de explotar un carisma cuando no se tiene. Lanata es una cosa y Sylvestre otra. ¿O no hay nada más patético que Van der Kooy y Blank cuando tratan de hacerse los piolas?. Ahora, la respuesta a esa carencia NO puede venir de un político, ni de un intelectual que no esté en sintonía con las corrientes de la opinión pública. La respuesta a la pregunta sobre el ¿Qué hacer con la comunicación? tiene que venir de un experto en comunicación que los hay y cuyo presupuesto está al alcance del tuerto. Ojo, quizás no pase por la exposición de la figura de Cristina. Sino más bien, por otras figuras que sostengan el mismo discurso. Hay que salir a preguntar por ahí me parece...

_Ariel_ dijo...

Fede M: si bine CFK tiene algunos aires que no caen bien en las clases medias, no es esa soberbia la que creo que no les convence, sino la soberbia que le han hecho creer a la gente como forma de gobienro de los Kirchner. Aca se toma por soberbia o prepotencia a cualquier intervención del Estado en los negocios de los privados.
Como dije, puede ser un arma de doble filo, pero es un espacio que hay que reivindicar, que hay que usar.
Seguramente hay otras figuras que podrian tomar el rol de la comunicación de los actos de gobierno, pero vuelvo a lo mismo: una cosa no quita la otra, y creo que ese espacio radial y /o televisivo de una persona que preside un país, hablando solo frente a todos los que quieran esuchar sin tener que moverse de su casa ni soportar intervenciones de profesionales u operadores mediaticos, hay que utilizarlo.
Eso es lo que creo que hay que rescatar: ese espacio semanal.
saludos