27/9/09

Denuncian censura contra Revista 2010


En Política y Medios informan: "La empresa Host Rentable, mediante un correo expresa que “desafortunadamente por determinación de nuestro NOC center nos vemos en la obligación de suspender definitivamente su cuenta en el servidor”, y su vaga justificación radica en que “se han detectado una serie de anormalidades en algunos servicios”, sin dar mayores especificaciones.
...
Las explicaciones no convencieron a los integrantes de la Revista 2010, quienes denunciaron que se trata de un caso de censura, en el cual relacionan al Grupo Uno del mendocino Daniel Vila y José Luís Manzano. La cooperativa Panorama, que edita la Revista 2010 y Politcaymedios.com ha desarrollado también el portal Noticiasmendoza.com.ar, que se vio sorprendentemente atacado desde las páginas del Diario UNO, propiedad de dicho multimedio.

26/9/09

Le ley de Medios


En Saber de leyes no es saber derecho el abogado Gustavo Arballo hace un muy buen análisis sobre las posibles consecuencias de la aprobación de la ley de SCA.

Juez y parte

Los medios destacan en sus notas la actitud renuente de algunos senadores, a aprobar la ley de medios sin hacer modificaciones. Es el caso de la legisladora por Chubut, Silvia Giusti. Pero Giusti también dijo algo sobre Jenefes, otro que ha manifestado importantes reparos a la ley. Leemos en el diario Jornada:

D.J.-Hay un punto de inflexión: el senador oficialista y titular de la Comisión de Sistemas y Medios, el jujeño Guillermo Jenefes, ya adelantó su oposición a la ley. Pero salta un hecho atípico: Jenefes es dueño de un multimedios en su provincia. Cuando los tiempos de la 125, Roberto Urquía, senador cordobés y dueño de aceitera General Deheza, se vio en la misma situación y renunció (¿?) al voto.

S.G.- Si, son datos ya de dominio público. Es una situación compleja, polémica. Yo, particularmente, me apartaría de opinar, de votar. No se puede ser juez y parte. Pero esa es una decisión de Jenefes…

25/9/09

Moralito, Moralito se creía...


Pero ¿qué pasa para que siempre existan argumentos formales para explicar la distancia entre Washington y Buenos Aires? Un alto diplomático argentino lo describió así: "Una mala relación con Obama sería el colmo. Es el primer hombre de color que llega a la Casa Blanca, le h
a dicho sus verdades a Wall Street en Wall Street y, encima, está promoviendo un innovador sistema de salud en los Estados Unidos. Si los Kirchner se llevan mal con él, entonces su problema es con los Estados Unidos y no con una política en particular".



Lo que sería el colmo es que algún día Joaquín la emboque en alguno de sus pésimos análisis pesimistas.

Obscenos

(Click en la imagen para escuchar)

En La Mañana, la periodista e hija del legendario Adolfo Castelo informó que, junto con su hermana, han enviado una carta documento al Grupo Clarín "para que cesen con la utilización del nombre. Nosotras suponemos que él estaría de acuerdo con la nueva ley, así que me pareció muy bajo que lo utilicen", señaló.

De esto había hablado MP, en Pensado la Argentina
Más información, en Registromundo

24/9/09

Respaldo por renuncia en Adepa


El Sindicato de Prensa de La Pampa Zona Sur (al cual estoy afiliado, nobleza obliga) emitió un comunicado en el que respalda y felicita a La Arena por la decisión de abrirse de Adepa y Adira, hecho que fue difundido por algunos medios de Buenos Aires.

El comunicado del Sipren:

"El Sindicato de Prensa de La Pampa Zona Sur celebra la decisión del diario La Arena de separarse de la Asociación de Empresas Periodísticas de Argentina (ADEPA), ante la oposición manifestada por esa cámara empresaria al proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que se debate actualmente en el Congreso de la Nación. Asimismo, manifestamos nuestra firme convicción de que los principios de la libertad de expresión y el interés público de la comunicación deben estar siempre por encima de los intereses económicos y el afán de lucro.
Con la convicción de que la libertad de expresión es condición esencial para el ejercicio de la democracia y que la pluralidad de voces y la posibilidad de acceso a los medios desde todos los sectores son imprescindibles para garantizar el derecho a la libertad de pensamiento y opinión, saludamos esta conducta empresaria que hace honor a los preceptos sobre los que hace 76 años fue fundado el diario La Arena y reiteramos el compromiso de sindicato con la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual."

23/9/09

Panorama


Constitución nacional:

Art. 81
.- Ningún proyecto de ley desechado totalmente por una de las Cámaras podrá repetirse en las sesiones de aquel año. Ninguna de las Cámaras puede desechar totalmente un proyecto que hubiera tenido origen en ella y luego hubiese sido adicionado o enmendado por la Cámara revisora. Si el proyecto fuere objeto de adiciones o correcciones por la Cámara revisora, deberá indicarse el resultado de la votación a fin de establecer si tales adiciones o correcciones fueron realizadas por mayoría absoluta de los presentes o por las dos terceras partes de los presentes. La Cámara de origen podrá por mayoría absoluta de los presentes aprobar el proyecto con las adiciones o correcciones introducidas o insistir en la redacción originaria, a menos que las adiciones o correcciones las haya realizado la revisora por dos terceras partes de los presentes. En este último caso, el proyecto pasará al Poder Ejecutivo con las adiciones o correcciones de la Cámara revisora, salvo que la Cámara de origen insista en su redacción originaria con el voto de las dos terceras partes de los presentes. La Cámara de origen no podrá introducir nuevas adiciones o correcciones a las realizadas por la Cámara revisora.

22/9/09

Cuco


Estos tres gráficos son unas capturas de un mismo momento en la página web del diario Clarín. Un ranking de notas que publica el mismo diario, en el cual se pueden observar las más leídas, las recomendadas y las más comentadas.

Con las noticias que encabezan las tres tablas, nos damos una idea sobre por qué el poder de Clarín se sustentaba más en el tipo de costumbres políticas que el kirchnerismo vino a torcer, que en el mismísimo poder de fuego del Grupo. Sólo había que animarse. No a provocar la guerra, pero al menos a no rehusarla cuando el Cuco la propusiera.



Seguramente muchos no estarán de acuerdo con esta opinión, pero estoy convencido de que estas imágenes de su página web son una constante en su historia. Crónica durante el día, pero a la cama con funcionarios. Una combinación letal que le fue redituable hasta que se quedó solamente con su costado de Crónica. Y ya sabemos que Crónica puede servir para promocionar a algún político sureño que quiera hacerse conocer en el Gran Buenos Aires (2003). Pero para la política de todos los días, no alcanza. Eso le está pasando a Clarín, y hasta podría decirse que su inédita situación se debe a errores propios, como bien se lo señalaron Fontevecchia o Pagni en La Nación.



El kirchnerismo le levanta las sábanas al Cuco y el abuelo que hay debajo de ellas se pone loco. Su ira es tan económicamente lógica como políticamente soportable.

21/9/09

Ha sido descubierta la pólvora

La lectura de la columna de Carlos Pagni en La Nación, deparó una sorpresa agridulce. Es que coincidir con "algo" que salga de su teclado no es cosa muy habitual que digamos. En el último párrafo, Pagni dice sobre el tratamiento de la Ley de Medios en el Senado :

"Hay un último aspecto de esta batalla que tal vez registre un giro: la presión que ejerzan los medios locales sobre sus legisladores. Muchos opinan que, entre los diputados, esa táctica fue contraproducente. Tal vez sea cierto. El tratamiento agresivo que en algunas provincias recibieron los kirchneristas terminó por reforzar una idea muy extendida entre dirigentes de todos los partidos: la que sostiene que, en su inevitable tensión con la clase política, la prensa no facilita la vida democrática, sino que la condiciona y la limita."

La sombra del negocio

Una vez subí un post que hablaba sobre la incorporación en el proceso periodístico de una costumbre que resultó beneficiosa para los dueños de los medios pero muy perjudicial para el público. Esta era el post, por si alguien quiere abundar.

Me acordé de esa entrada por todo este debate sobre la Ley de Medios y porque chusmeé la película "State of Play" (traducida como "La sombra del poder"), con Russell Crowe y Helen Mirren. La peli tiene este cortito pero gran pasaje, que es un claro ejemplo en ese sentido. La editora del diario, mientras muestra la tapa de la competencia, le habla a sus periodistas, que están llevando adelante una importante investigación.


video

20/9/09

Acorralados por la verdad

No sé cómo va a terminar esto de la Ley de SCA, pero el falso paradigma que apañó al periodismo argentino en estas últimas décadas está cayendo como esos edificios que los ingenieros hacen implosionar en sectores urbanos, con tanta maestría que esa caída apenas ensucia a las demás construcciones. Es decir, las llena de polvo y mugre, pero no las voltea.

No es que caigan los medios; cae su áurea de “guardianes de la democracia” construida durante años por la combinación de unos cuantos factores: el breve ejercicio democrático de las organizaciones sociales y políticas; la ausencia de reglas en el rubro, el aniquilamiento de buena parte de la militancia más comprometida; el adoctrinamiento del resto; la ignorancia sobre experiencias extranjeras; la tardanza en la llegada de nuevas tecnologías, entre otras.

La incursión de los inversores en el sistema de medios —por la propiedad o el sostenimiento mediante auspicios de sus tribunas de queja, presión y promoción de dirigentes— se hizo suavemente y sin sangre. Los periodistas formados en las universidades, siempre tuvieron la sana, lógica intención de “pertenecer” a ese sistema. No hay por qué levantar algún juicio de valor sobre esto. Y el que lo haga, en todo caso, es un piola.

Poco a poco, a lo largo de unos 20 años, el sistema de medios fue concentrándose y a la vez legitimándose. Contaba con la ley y la dirigencia política de su lado, pero también con una camada de profesionales que le daban a la agenda (agenda: hablar de esto y no de aquello, y a esto hablarlo de esta manera y con estos interlocutores) el necesario piso de aceptación de parte de la sociedad consumidora.

Y de repente (¿de repente?) las cosas empiezan a cambiar. Quienes formaban el cimiento de ese sustento discursivo sobre el cual todos hablaban y desarrollaban su actividad política, empezaron a ser nombrados en las conversaciones públicas. Mejor dicho, las broncas que un político antes mascullaba y se guardaba para mejores tiempos, con el siempre endeble deseo de pasar a integrar alguna vez la grata consideración mediática, empezaron a decirse públicamente. Ya no en el comité, sino en ámbitos institucionales y medios de la periferia discursiva.

Dentro del sistema de medios, los grandes cometieron un error: pensaron que el fuego que calentaba la olla, era una camorreada más de esta nueva y revigorizada militancia gritona, gestada en las crisis de principios de siglo y ayudada por nuevas tecnologías de difusión. Pero la olla estaba cocinando una necesidad histórica. Una necesidad de la representación política en los ejecutivos y legislativos, y de las organizaciones movilizadas.

No hay que ser muy ducho en política para comprender que los procesos no tienen velocidad constante. A veces son muy lerdos y a veces marean por lo vertiginoso. La rapidez del proceso de reforma del sistema de medios en el país, no se dio en este año, sino en el anterior.

Por que lo que estamos viviendo ahora, que termine como termine será histórico, es consecuencia del conflicto entre las corporaciones del campo y la dirigencia política. Y prefiero no decir “el gobierno” sino la dirigencia, porque entiendo que fue así. La relación entre la mesa de Enlace y el sistema de medios pudo tener como derrotado visible al gobierno, pero fue tal el armamentismo demostrado que avivó a propios y extraños. Los días posteriores al 28J, con una patronal campestre mojándole la oreja a todos, ayudaron a los que no lo vieron el año pasado.

Y cuando digo extraños, no me refiero al PRO. ¿Acaso no hemos advertido que Clarín —el legendario órgano de la Industria Argentina, el valuarte mediático del desarrollismo (clásico y neo), el Gran Amigo Argentino de cualquier Gran Capital con ganas de hacer más capital— no ha recibido otros apoyos que no sean el de un fragmento de la oposición y las cámaras en las que tiene margen de presión?

La ausencia de ese apoyo explica en parte la proliferación de la agresión sistemática y el uso y abuso de las chicanas en los títulos, a tal punto de tornar poco creíble cualquier noticia publicada por sus medios sobre el tema. ¿Cómo puede ser que Duhalde no aparezca, y encima sea su mujer la primera en decir que el oficialismo ya tiene los votos en el Senado, bastardeando la capacidad de maniobra sobre esa incertidumbre? ¿Cómo es posible que La Nación, su socio en otros negocios, no publique el tema en tapa el domingo siguiente a la media sanción y a la vez día previo a la entrada del proyecto en el Senado, y sí ponga que las cirugías por obesidad son un boom?

El problema es que Clarín y sus profesionales (los que le quedan) están rodeados por la verdad. Suelen pasar estas cosas cuando a la agenda (otra vez, agenda: hablar de esto y no de aquello, y a esto hablarlo de esta manera y con estos interlocutores) logra imponerla la parte movilizada de la sociedad mediante sus representantes, y no las corporaciones ni sus empleados del mes.

19/9/09

Un aluvión de títulos



Que a los medios les encanta agitar sábanas para asustar a los niños clasemedieros que tienen tristeza, no es noticia. Pero algún día (esperamos sentados) esos niños van a empezar a advertir que debajo de las sábanas asoman las patitas flacas del abuelo, y se van a reir mucho.

El voto positivo a la ley de SCA de parte de casi todo el bloque socialista que responde a Binner, originó, según La Nación, un aluvión de críticas en Santa Fe. Pero uno va a la noticia y resulta que ese aluvión está formado por el Mediocre Compulsivo Gerardo Morales y el diputado radical Pedro Moroni. Asoma por ahí alguna tibia diferenciación interna de parte del titular del Concejo Municipal de Rosario, Miguel Zamarini (de pie, Sres.), quien dijo "en principio, hubiera votado en contra, pero respeto la posición que asumieron. En definitiva, es la posición de los diputados".

Al final, uno se prepara para ver una de acción y le salen con Rambito y Rambón.

18/9/09

La única verdad


"El aluvión de avales revitalizó al matrimonio. "Esta ley la querían sacar todos los políticos, pero la oposición necesitaba que el Gobierno fuera el que pagara el costo político", comentó ante LA NACION un funcionario del riñón kirchnerista, que suele transmitir con precisión la palabra de Néstor Kirchner".
Es así, por más vueltas que le den.

16/9/09

"Atacante"

¿Quién habrá reportado como "web atacante" a la pobre gente del portal Diario sobre Diarios, justo antes de que suban un informe sobre las arbitrariedades informativas de Clarín?

El informe de "Zona Dura", la sección de Diario sobre Diarios, dice cosas como:

"Si se presta atención a los titulares principales de tapa de Clarín (ver recuadro) se puede constatar que desde el viernes 28 de agosto –en el cual registran la presentación del proyecto de Ley- hasta el presente, el matutino siempre abrió sus ediciones en registro negativo.

Ese comportamiento editorial sistemático en Clarín no resulta creíble cuando -en iguales períodos- se compara con matutinos como La Nación, un diario históricamente crítico a las administraciones kirchneristas. En el mismo período, La Nación editó 10 tapas positivas para el Gobierno nacional, manteniendo su promedio de 2 portadas con ese sesgo por semana.

Así se pone en evidencia –una vez más- que la “agenda” que construyen los diarios se basa en intereses propios. Y se cae aquel paradigma que cada tanto le gusta usar al director general de Clarín, Ricardo Kirschbaum, de que “reflejan la realidad”. Por cierto, un concepto que en la academia no se usa desde hace 20 años al menos."

Para agendar

Una renuncia en Adepa


La solicitada que ilustra este post fue publicada este martes en los tres diarios de La Pampa (La Arena, La Reforma y El Diario) y, supongo, en diversos diarios del interior. Es la postura de las patronales de medios ante la ley de SCA. Entre otras viejas conocidas, como la “legendaria” SIP, aparecen firmando ADEPA y la menos famosa para el gran público de Buenos Aires, la Asociación de Diarios del Interior, ADIRA.

Hoy, La Arena anuncia en una editorial su renuncia a ADEPA y ADIRA diciendo:

“La Arena siente la obligación de señalarle a sus lectores que no comparte los pronunciamientos de las entidades y cámaras que nuclean a los diarios de todo el país. Esas entidades -sumadas a sus pares de la radio y la TV- expresaron su oposición, con argumentación diversa, al tratamiento de este proyecto.

Consecuente con ese pensamiento, LA ARENA ha presentado su renuncia como socio de ADEPA y como integrante del consejo directivo de ADIRA. Esta aclaración pública se ha tornado necesaria y responde a la búsqueda de un criterio de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Además, la inteligencia de los lectores merece esta explicación ante el serio riesgo de debilitar o tornar vulnerable -o incoherente- la línea editorial que sostiene esta hoja.

El proyecto podrá tener aspectos más o menos cuestionables, más o menos aceptables para los diversos actores que participan en el universo de las comunicaciones audiovisuales. Pero lo que no corresponde es cuestionar la legitimidad del Congreso de la Nación para darle al país una nueva ley que reemplace el engendro que hoy nos rige. Y menos todavía hacerlo en nombre de la "libertad de expresión" o de la "seguridad jurídica". ¿Una norma de una dictadura defiende la "seguridad jurídica" más que una ley debatida y sancionada por los representantes del pueblo en el Congreso de la Nación?

El fondo de la cuestión, el corazón de la reforma que plantea el nuevo proyecto de ley, es el de atacar la gran concentración de medios en muy pocas manos. Algunas pocas empresas, a la sombra de la actual legislación de la dictadura militar -más algunos retoques "oportunos" del Congreso durante el menemismo- permitieron la acumulación de medios nunca vista en la historia. Un proceso que en ningún país medianamente ordenado y organizado sería posible sin transgredir la ley."

15/9/09

Tapitas coleccionables

Un hallazgo del amigo Geraldinho

Atrapados en su discurso

En un comunicado de prensa distribuido ayer, el senador pampeano por la UCR, Juan Carlos Marino, comenta que la ley de SCA que pronto llegará al Senado “marca un cambio en la actitud del oficialismo, evidenciando que han llegado a entender que no se puede excluir al cooperativismo, avanzando hasta permitir el acceso a la radiodifusión de otras organizaciones sociales”.

Así se publica hoy en el diario La Arena, de Santa Rosa, que especula con la posibilidad de que Marino vote a favor de la ley.

El cooperativismo es muy fuerte en La Pampa: el 90 por ciento de la distribución eléctrica está en manos de estas entidades, que en los últimos años están incursionando en las telecomunicaciones. A tal punto es fuerte que, en el caso de Santa Rosa, los mismos afiliados peronistas suelen votar en las asambleas anuales de las cooperativas a dirigentes sociales que no militan en el PJ.

El ex gobernador Rubén Marín se llevó un fiasco muy grande en el 2000, cuando intentó jugar en una elección en la CPE de Santa Rosa y muchos de sus tradicionales votantes jugaron en contra de la lista apadrinada por él. Son casos especiales: las cooperativas están generalmente bien administradas y no se meten con nadie si no se las aprieta. Además han demostrado que son una barra de contención contra los monopolios privados nacionales y multinacionales, y laburan junto al Estado si se las convoca. Así lo hizo el ex gobernador Carlos Verna (PJ) en 2003-2007, haciéndolas partícipe en la administración de una red troncal de fibra óptica del Estado, entre otras medidas.

Pero volvemos a Marino: en el 2005, cuando se reformó el artículo 45 de la ley 22.285, permitiendo el acceso de las entidades sin fines de lucro a las licencias pero excluyendo a las cooperativas de servicios públicos (únicas con capacidad real para brindar esos servicios de comunicación) Marino votó en contra de esa reforma (a diferencia de su bloque), argumentando que dejaba afuera a una importante cantidad de cooperativas.

La decisión de CFK de ayer, de favorecer a las cooperativas de servicios (telefónicas), pone en un brete a muchos legisladores que se oponían a la ley. Veremos.

Actualización: hoy Marino sostiene que habría que cambiar la conformación de la autoridad de aplicación. El nuevo caballito de batalla para oponerse. Como suele decir una amiga, "se están enredando en la bombacha".

6/9/09

Pájaro que comió, voló


Luego de leer los títulos deportivos de Clarín, nos vamos al Página y vemos que a la platita de De Narváez, después que la usaron, le están criticando que le faltaba sal. Eso no se hace.

"Hace muy poco una de las principales figuras de la oposición se reunió en forma secreta con una de las principales figuras del gobierno y le comunicó su preocupación por el origen del dinero de su asociado De Narváez."