19/12/09

Perfil se caga en el periodismo


Perfil, el diario que publica cualquier cosa, nos vuelve a dar un ejemplo clarísimo de un recurso periodístico tan canalla como generalizado, que consiste en mutilar conceptos para hacer más efectivos los titulares.

El recurso sería dudosamente profesional (hay que titular bien y llamativamente con pocas palabras, hay que vender la nota) si esa mutilación no le cambiara el sentido a la declaración completa. Es en la disección donde el medio se sale con su negocio: obtiene un título fuerte… a costa del entrevistado.

El hecho de que algunas veces el entrevistado no goce de la simpatía general, permite el accionar impune del medio: ¿quién se va a calentar porque nos atribuyamos una sesgada interpretación de la declaración de un tipo que está quemado o fue protagonista de hechos polémicos?

Ese es el filo por el que camina el periodismo más comercial. Y esta observación sería una mera queja moralista si no fuera porque esa maldita costumbre juega el juego de la política.

Si en un párrafo de la nota se escribe…

Después de esas preguntas, Acosta sube el tono y afirma que más allá del despido de Nelson Castro, lo que más los dañó a Electroingeniería fue una nota publicada por el diario La Nación y "la operación de Castro", y remata: "Me importa un carajo la ida de Nelson Castro. Si eso es periodismo independiente, ¡me cago en el periodismo independiente!".

… hay que tener mala leche profesional y política para titular que ese tipo declara cagarse en el periodismo independiente.

Porque, además, es sabido que no son pocos los periodistas que opinan exactamente lo mismo que él: si lo que le sucedió a Nelson Castro con Radio del Plata es un ataque al periodismo independiente, nos cagamos en el periodismo independiente.

Tomar solo una parte de la frase para cambiarle el sentido radicalmente está lejos del nivel de ética profesional que a veces se preocupan por defender. Y es muy flaco el favor que le hacen al periodismo.

Con ejemplos lejanos tal vez se vean mejor las canalladas locales. Si un ciudadano iraquí dice: “si lo que impuso Estados Unidos en mi país es democracia, me cago en la democracia” hay que ser muy jodido para intentar hacerle creer a la gente que ese iraquí se caga en la democracia. Interpretar y obligar a interpretar de esa forma es cagarse en las reglas elementales del periodismo, sea independiente o canalla.

6 comentarios:

omar dijo...

Recuerdo haber visto que PERFIL vendía un libro sobre ética periodistica. Que basuras

Alex-Piedo dijo...

Ariel,

Hace unos días, cuando vi el recuadro con el título de la noticia en Perfil, me dije "Ah, pero el dueño de Radio del Plata es un hijo de puta!!"

Después, habiendo leído la noticia completa me dije "Ah, pero estos tipos de Perfil son unos hijos de un vagón de putas!"

Un abrazo.

Geraldinho dijo...

Se superan cada vez. Uno dice "ya está, ya llegaron a la cima", y no.

_Ariel_ dijo...

omar: debe ser el carma del panadero, que harto de hacer facturas jamás las come. Tal vez Perfil no compra sus propios libros.

Alex a mi me apso lo mismo, pero no pense que era un hdp Acosta. Pense que se habia calentado mal y desbocado. Despues, como vos, lei toda la nota y ví que dijo algo que muchos periodistas piensan y no dicen. (aunque recuerdo que el Chavo Fux comento en su momento algo en esa onda)

Geral, viste? son la caja de pandora. Y es una pena, porque la situación de hoy en el periodismo argentino da pie para que alguno de los medios grandes o medianos se luzca con buenas prácticas. Hay una vacio que, al parecer, nadie quiere ocupar. Estan todos en la chiquita, lejos del rigor, de las miradas amplias, de la seriedad.
Hoy cualquier grande seria Gardel con poco, pero ninguno quiere.

saludos y abrazos

Julio César dijo...

En los grandes medios difundidos desde Buenos Aires están atrincherados los voceros del establishment. Los grandes medios citados no son nacionales. Tenemos la desgracia de padecer un pulpo poderoso como BsAs que inunda e influye al resto del país. Pero nada es lineal y todo se mueve. De allí la proliferación de los blogs donde circula "la otra prensa", como decía una canción "si la historia la escriben los que ganan, debe haber otra historia: la Verdadera Historia". Eso pasa también con la prensa del establishment. En la prensa porteña (sea Clarín, La NaZión, Crítica, Perfil o Noticias o similares) nada dicen ni dirán sobre el mal manejo de las AFJP, ni de los truchos de Marsans que ahora sonaron Air Comet, ni siquiera del manejo que hizo Macri en Boca, ni que hablar del silencio sobre el juicio de Santa Fe que condenó a Brussa, ni que hablar de los jueces de la dictadura a los que acude Clarín, y asi y así tenemos kilómetros de negaciones que practican los grandes medios.
Como decía con razón Pascual Serrano, la prensa (los grandes medios) hoy no informa sino desinforma, pero no solo por distorsionar (como lo hace Perfil) sino también (y fundamentalmente) por ocultar información.
Slds, Julio César.-

_Ariel_ dijo...

Es como vos decis Julio, la clase media ha dejado su conocimiento en manos de expertos, y estos tienen sus propios intereses.
Pero nada es para siempre, sin ley de medios aun durante este año se lograron difundir otras voces. La democracia en la comunicacion es un proceso al que hay que tenerle paciencia, pero todo llega.
Ninguno de esos medios que nombraste quedaban en orsai, ahora sí se les cae la careta seguido, y nada de eso es gratis.
Saludos