31/7/09

De manual





2 comentarios:

MONA dijo...

La iglesia no quiere educación sexual en la Argentina, y en Italia, amenazó con excomulgar las mujeres que usen la píldora del día después...
Raras pretensiones para una institución separada del Estado hace bastante tiempo. Que no condicen con su misión de ser pastores de almas.
Demasiado exigente con el Estado, y no con los delincuentes: por ejemplo, Videla, cuando cumplía prisión domiciliaria, comulgaba como si tal cosa... nadie le señalaba la transgresión de trasladarse a la iglesia, y a otros pueblos, como lo huizo.
No ví que nuestra Iglesia argentina excomulgara al Padre Grassi, ni tampoco al Obispo Storni, que dicen que hoy vive en Italia, tal vez abusando quién sabe de cuántos niños, sin que sea demandado por eso, ni por la Justicia de los hombres ni por su propia Iglesia.
Y monseñor Aguer, es conociddo aDEMÁS por su presión a los gobiernos para dictar clases de religión (católica) en todas las escuelas, no solamente en las confesionales...
No tienen autoridad moral para pedir ni siquiera para sugerir nada...

_Ariel_ dijo...

Mona, coincido en todo lo que decis. Muy clarito el comentario. La jerarquía católica atrasa siete siglos. Lo que se ve es que su discurso, al menos por estas regiones, tiene llegada a un sector de la sociedad cada vez mas reducido.

Saludos