6/11/09

Crispación en Brasil



No son pocos los periodistas y políticos argentinos que fogonean a Brasil como modelo a imitar. Pero parece que Lula imita al gobierno argentino, al menos en poner al periodismo en el centro del debate, como ámbito donde los factores de poder condicionan a la política.

"En apoyo a declaraciones del presidente Lula en discurso, el público abuchea a periodistas", dice la noticia.

Eso acá, se llamaría "crispación" y "ataque a la libertad de expresión". Imaginemos a CFK diciendo lo que dijo Lula: "ustedes no tienen que interpretar, tiene que informar". Miércoles... de ahí a decirle que cierren el pico hay poco trecho. Cómo se van a poner Magda y el Nelson cuando se enteren...!

Ao concluir as lições sobre jornalismo, o presidente minimizou a importância dos formadores de opinião no Brasil, afirmando que "o povo tem pensamento próprio" e adquiriu o gosto pela cidadania. Em seguida, completou: "O mundo é mais limpo quando o pobre toma consciência", dice el Folha.

"Lecciones de periodismo", llama la prensa a una crítica hacia la prensa. Parece que allá también hay quisquillosos que creen que si un presidente los critica, es un arrogante que quiere dar lecciones.

La semana pasada, Lula les dijo a los medios que no tenían que vigilar, sino informar. Esa palabra, "vigilar"... ¿Lula habrá leído a Aníbal Fernández, por aquello de "dobermans"?. Porque la acusación es la misma, aunque Fernández --deberían al menos reconocer eso-- se ocupó de fundamentarla.

En fin, sigue creciendo y a la vez legitimándose la crítica de la conducción política a los sistemas de medios regionales. O al menos a esta forma tan norteamericana y liberal de concebir al periodismo como "guardián de la democracia" (traducción: guardián que muerde a los gobiernos que intentan que la política, y no las corporaciones, imponga las reglas del juego)

La dirigencia latinoamericana, con sus vaivenes y hasta con sus metidas de pata, se le está animando a los voceros de los grandes negocios. Es un gran avance. Sólo falta algo, que en Argentina asomó el año pasado y el actual, y seguramente se profundizará con el tiempo: que le empiecen a poner nombres propios a la disputa.

Al margen:
O presidente Luiz Inácio Lula da Silva criticou nesta quinta-feira a elite e a imprensa brasileiras. Sem dizer a palavra elite, Lula criticou setores da sociedade, que chamou de "pedante e arrogante", dice O Globo. ¿A quién te hace acordar este discurso?

7 comentarios:

Pedro dijo...

Esto del "Ataque a la libertad de prensa" por parte de los gobiernos va a empezar a ser moneda corriente en todo el mundo. La torta esta demasiado concentrada y el panorama es delicado.Los gobiernos si no quieren que se los lleven puestos se van a tener que plantear que para repartir hay que sacarle a alguien y los medios son un obstaculo porque son en la mayoria de los casos dueños de una parte de la torta. Creo que no es gratuito como lo alaban a Lula muchos presidentes (Obama a la cabeza): se esta instalando que es el modelo a seguir.

Saludos
Pedro

_Ariel_ dijo...

Pedro, interesante esto de mencionar a Obama, porque tambien está en una diatriba con algunos medios.
Ojala se empiece a dar el debate en todas las democracias. Yo creo que hay cosas que son inexorables. Pueden tardar años, décadas, pero vienen. Internet ayuda mucho a apurar la inclusión, en la agenda politica, del papel de los grandes medios en la democracia.

saludos

Geraldinho dijo...

¡Crispaçao! Son cosas que se les pegan de nosotros, pobre Brasil, con Argentina tan cerca nunca va a ser China.

_Ariel_ dijo...

Es verdad Geral, pero asi son los k, como Maradona, nos hacen quedar mal afuera. Esto con Onganía no pasaba.

Pedro dijo...

Comparar a Brasil con China es tan Absurdo como Comparar a Argentina con Brasil.

Tunguska dijo...

Que pasa, O Globo, vocé nerviosinho? (?)

_Ariel_ dijo...

Muy bueno Tunguska!