17/12/08

Lejos de la pala


Hoy en Radio del Plata, mientras Fernando Bravo se jactaba de haber amenizado una fiesta de laboratorios Roche, Alfredo Leuco (quien también trabaja para empresarios que suelen ser anunciantes de la Gran Prensa) nos enseñaba lo que es trabajar en serio. Denunciando la tremenda diferencia entre el precio del damasco en un supermercado y lo que le pagan a los productores cuyanos, terminaba con algo más o menos así: "No debe haber trabajo más sacrificado que el de cultivar la tierra". Sin entrar en las discusiones berretas que entusiasman a la clase media-tizada sobre llorar más un trabajo que otro, está claro que este tipo jamás agarró una pala en su vida.

Estaría bueno que los macarras del periodismo, así como alguna vez cuando eran jovencitos tomaban contacto con las redacciones o ámbitos laborales relacionados con su carrera, también se dieran una vuelta (ahora que son mayorcitos y muy opinadores) por la vida de un albañil, de un camionero, de una enfermera; es decir, una aproximación a la vida de aquellos sobre los cuales se sientan a opinar frente a un micrófono. Trabajo de campo, como los antropólogos, los sociólogos. Si, es mucho pedir. Nos conformamos con que vean (y comprendan) "Mundo grúa" por lo menos.

Digo... para evitar recurrir a las barbaridades a las que tan liviana y poéticamente se recurre para sustentar opiniones, como si ciertas realidades complicadas fueran para el periodismo solamente un cajón del cual sacar sus mejores chicanas. Porque en realidad, lo único que le interesaba decir finalmente a Leuco... es que la Mesa de Enlace iba a anunciar que andaba con necesidad de hacer otras medidas de protesta.

Cuando los muchachos de la Uocra pataleen, ojalá se acuerde el Periodismo Independiente (aunque sea para adornar sus sesudos comentarios) del laburo en las obras, tanto en invierno como en verano. Es verdad, no es tan radialmente vendible como cultivar la tierra. Pero tiene lo suyo, eh?

6 comentarios:

geraldinho dijo...

Lo tenía un poco mejor conceptuado a Leuco hasta que el otro día sin querer queriendo lo escuché en el programa éste de Fernando Bravo. Mamita, qué berretada. Semiperiodismo, habría que llamarle a eso.

_Ariel_ dijo...

Es que de repente descubrio a la Mesa de Enlace, y comprendio que otro periodismo es posible. No es el unico que se sintio iluminado.
Saludos Geral
Ariel

natanael amenábar dijo...

Es cierto lo que dice Leuco, no sabés lo difícil que es laburar la tierra, por eso los estancieros deberían pagarle mejores sueldos a los peones que la trabajan, y de paso blanquearlos, no, no literalmente señor, no con fécula, ingresándolos al trabajo formal.

_Ariel_ dijo...

Natanael, yo me pregunto en que momento de la historia, palabras como "esfuerzo" y "sacrificio" pasaron a ser propiedad exclusiva de trabajos relacionados con la tierra. Y en que momento esas palabras pasaron del empleado al empleador.
Hasta en una tonteria como la que habla el post, se ve clarito como el periodismo construye y fomenta discursos que dejan afuera de "lo lindo" a unos cuantos sectores.
Saludos
Ariel

MP dijo...

Pero Leuco sabe de palas. Con pala la levantó para darse vuelta y volverse opositor rabioso. O se creen que cuesta lo que un damasco?

_Ariel_ dijo...

Hola MP, ya lo veo dentro de unas semanas dando conferencias en la asociación de damasqueros.
Saludos
Ariel