29/8/10

La loca Fernández


Desde que se viene hablando del tema Papel Prensa en el centro de la agenda, una inquietud anda rondando más allá de las derivaciones políticas y penales del tema. Tiene que ver con la actitud de los medios frente a la dictadura y el curso que ésta hubiera seguido de no haberse engendrado en sus inicios un arreglo económico (es decir periodístico… es decir político) con tres de los medios más influyentes de la época.

Olvídense de Graiver, de Papaleo, de Magnetto y todos los apellidos mencionados: ¿Qué hubiera sucedido si el negocio “Papel Prensa” (el insumo fundamental de un diario totalmente resuelto para tres grandes) no era tal? ¿Qué hubiera pasado en las redacciones de Clarín, La Nación y La Razón si se hubiera dado un pequeño margen para que algún buen profesional, aunque sea de de derecha, aunque sea gorilón, se preguntara sobre la actividad de tal funcionario, de tal milico, de algún comisario, o sobre la desaparición de algún conocido, no sé… un temprano inicio de grieta en la censura, alentado por la certeza de trabajar en un medio (cualquiera de esos tres) con influencia en la Junta Militar y sin ningún tipo de relación en negocio alguno con ella?

Podemos imaginar, con total lógica, que hubiera sido distinto. No se cuántos se hubieran salvado, pero me animo a pensar que no hubiéramos tenido, por ejemplo, guerra de Malvinas. El vuelo de nuestra imaginación, partiendo de premisas razonables, seguramente nos llevaría a pensar un escenario diferente si hubiera habido un mínimo de sentido periodístico en los grandes medios. Las Fuerzas Armadas necesitaban para su plan el acompañamiento de los actores periodísticos más importantes, si no con el elogio (que lo hubo) al menos con el silencio.

Hacemos este ejercicio de la imaginación y vemos la importancia del caso Papel Prensa en el armado de un país diferente; es clave en la historia del país, en la historia de sus muertos, de sus exiliados, si. Pero también en la historia de su deuda externa, de su guerra con Inglaterra, de su inflación, de su corrupción, del inicio en el desequilibrio de la distribución del ingreso, de sus clases excluidas y de su inseguridad.

Por estos días, muchos quieren resumir la cosa a una pelea entre el kirchnerismo y el Grupo Clarín. Y me parece que acá hay que anotar algo. Kirchner viene diciendo desde hace años, con una insistencia que no se si es abarcada en su total dimensión, que no le correspondía a él lograr ni disfrutar los mejores tiempos de Argentina; que a él le tocaba sacarnos del infierno y llevarnos apenas a sus puertas. Y dice más: que para eso hay que pelearse.

Luego vino Cristina, que no se cansa de decir otra cosa: que viene a reparar, que no viene a caer simpática. Hace unos días volvió a decir que iba a hacer lo que tuviera que hacer. Y no se cansa de apretar donde hay pus.

Pero también veo que desde algún sector de la dirigencia cercana a ella, se preguntan sobre la conveniencia de ciertas medidas, sobre los tiempos políticos, sobre la política de alianzas, etc. Todas cuestiones atendibles, incuso más de una vez las he compartido. Las comparto.

Pero advierto que muchos de los propios no caen todavía. Muchos de los de este lado siguen analizando a CFK con las mismas herramientas con las que vienen estudiando a otros dirigentes, del palo que sean. Y me parece que se corre el riesgo de quedar manco en la mirada histórica sobre una mina a la que le importan un carajo ciertas inconveniencias.

7 comentarios:

musidora dijo...

qué interesante ejercicio, imaginar qué hubiera pasado si

me gustaría que en la próxima explores más largo el último párrafo, vengo pensando esa cuestión pero no tengo nada claro

un beso
p.

Unfor dijo...

Y nos contagia. Uno está con pies de plomo viendo si no se jode la estrategia del proyecto, pero llegado un punto dice:
-A la mierda. Esto es lo que hay, lo entienden? O vamos a seguir conviviendo con éstas ratas?.

_Ariel_ dijo...

musidora: bueno, precisamente el ultimo parrafo es el origen del post.

En algun momento, cuando el pais "cambie la agenda" de estos dias, vamos a tener que volver sobre esa idea.

Lo que pienso (lo que me da vueltas), a grandes rasgos, es que CFK siempre fue una outsider de la dirigencia y no la vimos. O la vimos con ojos acostumbrados a ver otra cosa.

Pero... "ampliaremos"
(el dia que la tenga mas clara, o quizas el dia que este mas cerca de esa certeza)

abrazos

_Ariel_ dijo...

Unfor: algo de eso, tal cual.

Uno piensa "uy la cagamos con esto" "justo ahora??" "otra vez con esto??"

pasan los dias y uno se castiga:

"pero la p... madre, si habia que hacerlo! Y punto!"

ElGauchoGPS dijo...

El día siguiente a la asunción, Pag12 tituló la cobetra con una cita literal "no vine hasta acá para ser garante de la rentabilidad empresaria"

ElGauchoGPS dijo...

Con razón Clarin odia a los bloggers! Clap clap! Sí, como ejemplo el tema que hubo periodistas de Clarin asesinados por los salvajes, pero el Diario aparentemente no denunció nada...

_Ariel_ dijo...

Gaucho, no habia visto tu opinion, gracias por pasar!