3/4/10

¿Qué te pasa, agenda, estás nerviosa?


La inseguridad de Nicole Neumann no moviliza nuestros sentimientos. Una pena, pero qué se puede esperar de este país de cuarta…

Hablando en serio, ¿no notan que “la agenda”, concebida como un conjunto de pocos temas sobre los cuales giran las palabras, posturas e interpelaciones de la dirigencia política y los medios, está haciendo aguas? Si bien es cierto que viene herida desde el tratamiento de la ley de medios, también hay que destacar en estas últimas semanas el viraje hacia temas inconcebibles en otras épocas. Y lo que es más interesante aún, el conjunto de (¿4, 5?) medios que por costumbre barajaban los temas de la semana, no logran imponer durante más de dos días otras líneas de debate.

Es que este año no hay, como en anteriores, un universo de dirigentes opositores dispuestos a la batalla del seguidismo temático que otrora imponían con mucha más facilidad los grandes medios. Aunque quieran, no da.

Uno de los problemas es que el gran promotor de agenda diaria, el Grupo Clarín, ha quedado sin fuerzas en sus humos. Es evidente. Por el protagonismo de un gobierno que lucha, sí; pero también por errores graves. Errores forzados por el proceso histórico, es verdad; pero errores que se podrían haber disimulado.

El primer gran error forzado del Grupo Clarín es no haber accionado con la frialdad de grupo económico hacia adentro de su estructura. Se aferró a un simbolismo que, se sabía, poseía un Talón de Aquiles enorme y a la vista de todos: Ernestina Herrera de Noble.

Pongámonos un rato en la piel de estos tipos. Les interesa la plata y sostener el poder simbólico y fáctico de generar más plata.¿Es imprescindible la señora o lo que queda de su imagen histórica para tal fin? ¿Acaso era su apellido heredado lo que habría puertas y cerraba negocios? No. ¿No deberían haber convencido a la señora, hace unos años, que diera un paso al costado? No me refiero al “descanso”. Hablo del alejamiento total.

Sigamos con su mentalidad: no pudieron, no supieron o no quisieron calcular que una época de Clarín se estaba agotando, y que esa época contenía un talón de Aquiles, una tremenda basura guardada debajo de la alfombra durante tantos años, que en algún momento iba formar parte de la agenda. Como buenos buitres que son, deberían haberse preparado mejor para el día inexorable, reformulando su estructura pero sobre todo deshaciéndose de un pasado que, para cualquier grupo que coquetea con códigos parecidos a los de la mafia, no debe permitirse a sí mismo flancos débiles.

Pero la sensación de omnipotencia pudo más, y las ganas de aferrarse a ese símbolo histórico del Grupo para hacer de un asunto legal y político una cuestión de prensa, encandilaron la mente fría de los negocios. Entonces las balas no van al hombro o a las piernas del Grupo, sino al corazón. Porque el símbolo, Ernestina, está en el centro; y su asunto es el asunto del Grupo. Por lo tanto, es y será un entripado del periodismo argentino. Fue el periodismo argentino el que quiso que esto sea así.

No se si es cierta aquella charla que se comenta hubo entre Magnetto y Chacho Álvarez, en la que el primero le recordaba al segundo quién detentaba el poder en el país. Lo que importa es que la charla existe aunque sea como verdad poética, y con eso alcanza.

Y como las verdades poéticas también juegan, hay que señalar que la gente del Grupo seguramente no leyó o no quiso entender a Borges cuando decía que hasta Dios tal vez sea prisionero de una trama que termina en el movimiento de las piezas de ajedrez:

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino

sobre lo negro y blanco del camino

buscan y libran su batalla armada.


No saben que la mano señalada

del jugador gobierna su destino,

no saben que un rigor adamantino

sujeta su albedrío y su jornada.


También el jugador es prisionero

(la sentencia es de Omar) de otro tablero

de negras noches y blancos días.


Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.

¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza

de polvo y tiempo y sueño y agonías?


Si creés que los demás son piezas de ajedrez, y que nadie es capaz de moverte a vos como si vos también lo fueras, estás frito. Porque no hace falta el arbitrio de un hombre todopoderoso para que te veas adentro del tablero. La historia de los derechos humanos en la Argentina es demasiado densa, paciente, constante y movilizadora, como para creer que se puede silenciar indefinidamente. Y si a esa historia se le agrega un proceso político que acompañe (lo cual era inexorable más allá de nombres, porque no olvidemos que en pleno derrape argentino, en el 2001, el chanta de Rodríguez Saá manoteó la legitimación institucional de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo: arengarlas en su discurso en el Congreso, además de las reales intenciones del fugaz presidente, evidenciaba hasta qué punto ese rescate era una necesidad de las instituciones en crisis antes que una apropiación de un gobierno, como histéricamente afirman algunos ahora) sólo la sensación de impunidad puede hacer que no la veas venir.

El otro gran error forzado del Grupo está más emparentado con su costado periodístico. La decisión editorial de arremeter contra el gobierno nacional en una serie de portadas argumentalmente insostenibles desde el oficio, sólo llevó al bastardeo de su propia capacidad de imponer agenda. Hasta cierto punto, mientras la novedad de sus furibundos titulares deparaba cierta sorpresa o asombro, lo acompañaron unos pocos. Paulatinamente, a medida que el desmadre de sus tapas se hacía tan alevoso que daba vergüenza ajena repetirlas sin hacer comentarios, le fueron soltando la mano.

No hablo tanto de otros grandes medios como de ciertos dirigentes políticos que, apenas unos meses atrás, se envalentonaban en un firme posicionamiento en la batalla. ¿adónde están las dulces palabras de Silvana Giúdice, Fernando Inglesias o hasta Lilita Carrió, repitiendo a lo ancho del dial la receta periodística de la jornada?¿Adónde está la época en la que a algunos políticos le bastaban 10 minutos de charla con radio Mitre a las 7 de la mañana para que se hablara de “sus” temas durante todo el día en todo el país?

La necesidad se le adelantó a una ley de medios que aún no puede aplicarse. Ante semejante perspectiva, si la agenda va a quedar en manos de improvisados como el grupo Perfil, o demasiado sofisticados e ideologizados como La Nación, el sentimiento de orfandad de la oposición política será un espectáculo digno de ver, aunque ella también resulte beneficiada con el paso del tiempo. Porque es toda la política la que saldrá fortalecida en un periodismo de mafias menguadas.

El proceso que comenzó con la 125 y luego siguió con el debate de la ley de medios, animó a buena parte de la dirigencia a no tener tanto miedo a la hora de plantear ciertos temas o asumir (o no obligarse a asumir) determinados posicionamientos. Y las tapas históricas de Clarín demostraron, como ya habíamos comparado en anteriores posts, que debajo de las sábanas que agitaba el Grupo para asustar a los chicos malos de la política que no querían tomar la sopa, asomaban las patitas del abuelo.

16 comentarios:

Lic. Baleno dijo...

Muy bueno.

_Ariel_ dijo...

gracias Lic.

manuel el coronel dijo...

Además, venirle a chorear a la Nicole justo en vísperas de Semana Santa cuando la gente está en otra...

estos chorizos no casan una...

El grito primal dijo...

Excelente análisis Ariel.

_Ariel_ dijo...

Manuel, los chorizos no saben nada de marketing. Otro motivo para que Nicole se vaya del pais...

gracias Grito!

Aldo Ulises Jarma dijo...

Excelente Ariel. Hace rato que vengo anunciando que Clarín perdió. Acá explicás bien las causas.
Abrazo.

_Ariel_ dijo...

Aldo, gracias. Igualmente creo que Clarin, como grupo nocivo para el periodismo va a perder cuando este en marcha la ley de medios y se deprenda de lo que debe desprenderse.
Mientras tanto el poder de hacer daño lo sigue teniendo.
Lo que perdio, y es evidente, es casi toda la autoridad periodistica que supo tener. Nadie le teme, solo quedan unos pocos que se cuelgan del grupo como se colgarian de cualquier medio que les de calce.

saludos

Julio César dijo...

Ariel, comparto que Clarín perderá con la plena vigencia de la Ley de Servicios Audiovisuales. Pero no solo Clarín: la jueza y los jueces mendocinos que dieron bola a la presentación del diputado mendocino thomas, son compinches de la dictadura y del grupo vila-manzano.
La lógica de intereses al descubierto:
dictadura cívico-militar / jueces protectores de represores / jueces protectores de multimedios; los intereses de la dictadura y los grupos concentrados a la vista. Lo misno que el grupo Clarin-Ernestina-Dictadura-Papel Prensa.
Pero tengo GRANDES ESPERANZAS de cambio:
entró en escena el factor decisivo: LOS TRABAJADORES DE PRENSA, los compañeros de Rosario enfrentan al grupo vila-manzano por despidos en Lt3 y lt8 y el diario la capital, y los cumpas de lv2 de córdoba (ídem del grupo vila-manzano9 hace 45 días tienen tomada la emisora desde hace 45 días.
Solidaridad con la lucha de los trabajadores de prensa.
La lucha de los trabajadores es fundamental para democratizar la información y arrebatarla del dominio de los monopolios.
Como dije en otra entrada: sueño un titular: Trabajadores de prensa de Clarín tomaron el diario y los canales del multimedio.
Saludemos la lucha de los trabajadores de Rosario y Córdoba, la unidad de los laburantes triunfará sobre el multimedio Grupo 1 que en Rosario, Córdoba y San Rafael (Mdza) se ensaña con los trabajadores de prensa. Es destacable también la actitud solidaria del sindicato de canillas que no distribuyó los pocos ejemplares de "la capital"
Saludos.

Moebius dijo...

Felicitaciones por la nota, la voy a recomendar.
Y muy bueno también el comnetario de Julio César.
Un post para no perderse ni los comentarios!

_Ariel_ dijo...

Julio, esa es otra actitud corporativa del periodismo: durante años se han negado a cubrir conflictos laborales de medios colegas.
Entre bueyes no hay cornadas. Y en el caso del Grupo Vila-Manzano es peor, porque hay presecucion ideologica en el medio.

Gracias Moebius, me alegro que compartas el punto de vista

saludos!

ani. dijo...

hola Ariel, hace un tiempo que ando un poco alejada y leyendo poco. Tu post me parece redondo, un excelente análisis. Espero que ahora el impulso de la movilización de mañana 9 y del 15 para pedir la inmediata vigencia de la ley sea lo suficientemente contundente como para que la casta judicial entienda.
Saludos

_Ariel_ dijo...

hola ani, en serio hacia rato que no te leia. Yo tambien ando alejado. Y con la ley hay que patalear, no queda otra.
Seria bueno que en la justicia algun dia se ventilaran los trapitos a la vista de todos.

confiemos, nos parecia imposible que eso sucediera en los medios y paso.

saludos!

Julio César dijo...

El diario "Crítica" (al gob.nacional) es negrero también, con el ex-Marsans a la cabeza, negrea a periodistas.
Si quieren ver el comunicado de los laburantes:
http://redaccionrosario.com/noticias/index.php?q=node/7930

Saludos

_Ariel_ dijo...

Ayer escuche que estaban por cerrar el diario. Es jodido decirlo pero esto se sospechaba desde el mismo dia que Lanata anuncio que iba a poner un diario, mientras en el mundo se cierran.
Antes que se cerrase, podria recuperarse por los trabajadores, pero anda a saber como viene la mano adentro.
saludos

Matías dijo...

Qué buen post, Ariel. Llegás a escribir pasajes de antología, te voy a citar. Abrazo.

_Ariel_ dijo...

eeehh no sera mucho almirante?, gracias Matias