30/11/08

Preguntas sin respuesta


Como habrán notado en estos últimos meses, la prensa argentina no ahorra elogios al gobierno. Más de uno se habrá preguntado cómo es posible que el periodismo sea tan alcahuete del poder político oficial, que todos los días los titulares nos llenen de buenas noticias, que ningún medio haya dicho nada del robo de las jubilaciones privadas para hacer caja, etc...
La voz del Chaco (ya que Artemio López llama a Página/12 La voz del Calafate...) nos da una pauta del por qué tanta mediocridad obsecuente.
Parece ser que el Néstor ha salido de shopping:
En esta nota de D. Schurman se hace un repaso de una serie de jugadas del mundo K (como gusta llamarlo la clase media argentina) en los medios de comunicación.
Una vez que uno termina de leerla, con la respuesta de Schurman confirmando todas sus preguntas, quedan flotando al menos dos conclusiones.
Una, que si es cierto todo lo que dice, habrá que reconocerle algún día a los Kirchner que, a pesar de provenir de un movimiento que históricamente se ha llevado a las patadas con la prensa, ha resuelto darle pelea con todas las de la ley, en el terreno en el que la misma Gran Prensa se metió y del cual, lamentablemente, no quiere salir: el tratamiento de los medios como si fuera empresas que vende tuercas o celulares.
Otra: seguimos esperando que el periodismo que gusta llamarse independiente haga un repaso más o menos parecido con los intereses privados en el manejo de la opinión.
La pregunta que Crítica no se hizo ¿es verdad que un empresario con serias aspiraciones en el usufructo de un servicio público (el de aeronavegación) ha comprado acciones de un medio con el seguro fin de operar sobre funcionarios del área? tiene una carga social tan importante como las que se hacen sobre los políticos, esos "cucos" a quienes al menos podemos rajar alguna vez.

29/11/08

Carácter dubitativo

Terminó la encuesta del blog.
Y según estos serios estudios privados, que nada tienen que envidiar a los de Poliarquía, si el plebiscito fuera: "¿Cobos debe renunciar?" el mismo Cobos "escribiría en un papel debe consultarlo con su familia". Esta opción ganó con el 63 por ciento de una millonada de votos.

El resultado demuestra dos cosas:
1- Los blogueros que participan en las encuestas son unos irresponsables.
2- Cobos es una mezcla de "Grande, Pa" de la política y el Príncipe Vasili de Les Luthiers en El lago encantado.

Lástima que la idea del plebiscito que tiraron las "chancles" cobistas duró lo que la lealtad del mendocino a Cristina.

Periodismo crítico, las pelotas


Jorge Fontevecchia debe ser uno de los empresarios de medios a los que más les gusta el auto bombo. Tiene en sus medios una suerte de espejito vanidoso que le devuelve una realidad personal que seguramente le debe hacer gratísima su existencia. Es lo que hay: algunos buscan sentirse realizados escribiendo poemas, otros haciendo política para cambiar realidades y otros prefieren comprar ese parnaso que es el sentimiento de hacer bien las cosas, sólo por qué tienen con qué comprarlo. Y nada más que por eso.

En esta nota, luego de decir (ya que nadie lo menciona) que la Asociación Argentina de Editores le entregó a la revista Noticias el premio a la Libertad de Expresión porque “nunca dejó de editorializar con sus tapas sin temor a enfrentarse con los poderes de turno”, se introduce en una suerte de justificación psico-filósofo-sociológica del posicionamiento editorial de sus publicaciones.

Fontevecchia piensa que la pregunta de la sociedad hacia el periodismo es: “¿Por qué están en contra de todos los gobiernos?”, “¿no hay nada bueno que merezca elogio?”, “¿cómo puede ser que todos los gobiernos sean malos?”. Y larga la clásica, esperada y mentirosa respuesta: “Claro que todos los gobiernos tienen aciertos y aspectos elogiables, pero el papel del periodismo no es el de ser juez, sino el de ser fiscal. La opinión pública es quien juzga y la que, con su elección de determinados periodistas o medios, asigna a algunos la misión de ser el “perro guardián”: en Estados Unidos, se llama watch-dog journalism al periodismo independiente.”

No está demás aclarar que esa pregunta de la sociedad es una banalización de las inquietudes de una doña Rosa (otra, no la de Berni) caliente con “la contra” mientras barre la vereda y putea a la radio. La pregunta real a la que se quiere someter a buena parte del periodismo y de la cual está zafando desde hace décadas es, en todo caso: ¿Por qué los intereses del Gran Periodismo son siempre coincidentes con los del Gran Empresariado, y por lo tanto sus informaciones y opiniones sobre gobiernos tienden a legitimar en la sociedad reclamos que no necesariamente son un clamor popular? O, formulada más simplemente: ¿por qué la agenda pública es una y no otra? Y vuelvo a formularla, agregando dos ejemplos más bien drásticos: ¿por qué es un clamor de increíble tensión popular durante meses, la movilidad de retenciones a un sector que no tiene hambre ni está afuera del sistema educativo, sanitario o previsional? ¿por qué fue, hace unos años, un clamor masivo por el secuestro de personas del empresariado y no es tema de marchas populares con piquetes y títulos catástrofes todos los días la trata de chicas pobres?

Sí, son preguntas consideradas ingenuas. Pero son las preguntas fundamentales a las que hay que someter a la prensa, y se han transformado en causas perdidas. Ya no nos hacemos esas preguntas como sociedad. Por eso el debate sobre el principal rol que debería cumplir el Estado nunca aparece. Hay temas que parecen tener piquetes, y otros que entran en la consideración pública como por un tubo.

Esa es la gran preguntita a hacerle a los Fontevecchia, a los Noble, pero también al Periodismo Independiente con Permiso Para Opinar sin Desaparecer de la Masividad: los Lanata, los Nelson Castro, las Magdalenas, los… tantos… casi todos.

No interesa que anden dando explicaciones sobre por qué cuernos hablan mal de un gobierno y bien de otro. Eso es minimizar el debate, además de ser bien estalinista. Sí sería más saludable para la gente saber qué se persigue con la imposición y reproducción de determinadas agendas y no de otras, y qué hay detrás de la divulgación masiva de unas opiniones y no de otras.

Fontevecchia termina la nota con otra de las turradas del Gran Periodismo: el olvido que legitima nuevas posturas.
Dice: “El paradigma es un modelo. Una vez impuesto, los individuos se acostumbran a esa perspectiva, y todo el que se aleje de ella tiende a ser rechazado. Por eso, el paradigma prevalente es el mayor enemigo del nuevo paradigma y se sustituyen disruptivamente unos a otros: las privatizaciones son la panacea; luego, la estatización es la salvación. O: viva la jubilación privada, mueran las AFJP.”

Y termina: “Es allí donde el periodismo cumple su papel contracíclico y balanceador. Aun con errores y equivocaciones, su aporte es terapéutico para la sociedad, porque la ayuda a escapar del pensamiento único.”

Desafortunada oración para terminar una nota. El carácter “contracíclico” del periodismo no es tal. En todo caso su implementación varía de acuerdo a los intereses que representa el periodismo. Y como muestra alcanza la realidad de los 90: el periodismo no fue “contracíclico” en el paradigma impuesto. Al contrario, lo reprodujo tanto en la Argentina como en Latinoamérica hasta extremos impresionantes, a punto tal que sólo la tremenda crisis económica que nos tocó padecer, nos arrancó ese paradigma de la cabeza. Y ese despertar vino más del lado de las organizaciones que se dio a sí misma la sociedad que de una prensa que, según la teoría de Fontevecchia, debería haber sido contestataria.

PD: Que Perfil cambie la fotito de Fontevecchia en los títulos del portal. A juzgar por la que pusieron en la nota, el tipo está bastante peor. Después se quejan de la coqueta Cristina…

27/11/08

Los granos están bien guardados

En el diario La Opinión, de Rafaela, publican:

Retienen millones de U$S en granos

Los sojeros guardan el poroto de la oleaginosa especulando con una recuperación del mercado. El precio cayó 48% en cuatro meses. El Gobierno quiere el dinero para las reservas.

Aunque ya está sembrada la mitad de la soja para la próxima campaña y la cosecha terminó hace dos meses, los grandes productores se niegan a vender sus granos. No por una medida de fuerza sino porque el precio internacional cayó a la mitad en cuatro meses y porque esperan que el dólar suba más a raíz de la crisis mundial. Según fuentes del sector,
atesoran un récord de 13 millones de toneladas de porotos en silos bolsa, los gigantescos chorizos de plástico que se multiplicaron en los campos durante el lock-out contra las retenciones. El Gobierno presiona para que los exporten y traigan al país los 4.100 millones de dólares que valen. Apuesta a que alimenten así la oferta de divisas frente a la sostenida demanda de ahorristas y empresas.

¿Qué tal? Parece que ni la sequía ni la tremenda crisis sectorial que diariamente se escucha de parte de dirigentes rurales son envión suficiente para decidirse a hacerse de unos dólares para ir "peleándola". Los granos están bien guardados.

26/11/08

Pedro y el lobo

Estaba leyendo esta noticia en Clarín, sobre los repudios cosechados por el diario contra la protesta que el sindicato de camioneros realizó por el blanqueo de trabajadores en su sistema de distribución.
Lean el listado de los repudiantes y van a ver que son los mamarrachos sedientos de micrófonos de siempre, que se acercan al oso con menos convicción que miedo por sus garras. Algunos, como los de la AEA, la asociación de empresarios más poderosa de Argentina”, según recuerda el mismo Clarín, parecen salidos de un llamadito telefónico previo de alguna autoridad del diario.
Si esta es toda la artillería seria y bienpensante que el diario más vendido del país puede mostrar como gente preocupada por la libertad de prensa, es que las cosas en algún punto le están saliendo mal.
Clarín está comprobando que cada año le resulta más difícil acarrear voluntades diversas para defender un ámbito informativo que está claramente viciado de intereses que nada tienen que ver con la libre expresión.

Fotos de Life


Google firmó un acuerdo con la revista Life --cuya última edición en papel fue en abril de 2007-- para digitalizar y colocar en su buscador de imágenes las 10 millones de fotografías que pertenecen al archivo de la revista.
Por el momento, llevan digitalizadas unas 3 millones. Les aconsejo que se den una vuelta cuando anden con tiempo. Hay mucha historia para ver, en especial una parte que ha recuperado actualidad: la década del 30 y el impacto del crack financiero en la USA de todos los días.

Buscador de imágenes de Google
Fuente

25/11/08

Clarín perdió la vergüenza que no tenía

¿Qué se puede decir?. Más de lo mismo. Ya ha pasado otras veces. Clarín es una gran empresa que, a diferencia de otras, tiene una tapa pública diaria que le permite posicionarse mejor en sus negocios. Nuevamente los fierros mostrando sus dientes.
Cuando una rastra en la ruta detiene el tránsito de mercadería, no hablan de "ataque a la libertad de abastecimiento".

Cautela

En una recorrida, un poco a los tumbos, por los portales de información se podía observar que los anuncios de la presidenta Cristina Fernández habían caído muy bien entre los industriales argentinos. Incluso hasta Perfil se animó a titular: Fuerte respaldo de los industriales al anuncio de Cristina. Y Crítica, más jocosa: Los empresarios, chochos de la vida con las medidas.

Pero en La Nación la cosa se presentó más ambigua. Y a uno, como simple infeliz que vive temblando por el empleo propio o de sus pares, le dio un poco de incertidumbre leer "Los industriales, entre el optimismo y la cautela" . El título de la Tribuna de Doctrina invitaba a ver cuál era la mirada de reojo que le daban los empresarios a las medidas, que los inhibe para decidirse entre una y otra reacción. Entonces uno se pone a leer frases como:

·
"Nos vamos muy satisfechos: las medidas tendrán efectos en la competitividad de muchas empresas, sobre todo en aquellas que han tenido recientes procesos difíciles", destacó el titular de la UIA, Juan Carlos Lascurain.


·Por su parte, el vicepresidente de la UIA y titular de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Osvaldo Rial, destacó los anuncios que realizó Cristina Kirchner y aseguró que generan un "schock de confianza" en el mercado interno.


Y frases por el estilo...

Lo más cercano al título que encontré fue esto: "vamos a ver las medidas concretas y las vamos a estudiar, aunque el anuncio macro es importante", de parte del mismo Lascurain. ¿Será esa la cautela? Parece lógica, no?. Otra no encontré.

Más bien creo que esto se debe a algo más habitual: el cronista escribe la nota contando simplemente lo que sucedió, con los testimonios que recogió. Después el jefe de sección viene y le pone el título que se adapte a la línea del diario. A veces, entonces, los sentidos cambian. Y el "clima" con que se empieza a leer la noticia, también. Como decíamos en otro post, la materia prima con la que elaboran noticias estos medios es la tensión, no la realidad.

Nelson escucha voces



"Ya está. Tenemos la plata para la campaña.”
Esta era la voz de un hombre del Gobierno que, en el medio de la celebración por la sanción de la ley de nacionalización de las AFJP, reconocía uno de los fines a los cuales va a ser destinada parte de esa enorme masa de dinero de la que, a partir de ahora, dispondrá el Gobierno.


En estas líneas, que son la introducción a una nota de opinión de Nelson Castro, puede detectarse la presencia de un chanta. De un chanta, con todas las letras. Un chanta premiado, pero chanta al fin.

Eso de poner entrecomillada semejante frase anónima, sin ninguna remotísima posibilidad de cotejarla aunque más no sea con un humilde testigo (ni hablar de un grabador), y encima utilizarla como fundamento de toda una nota de opinión, es (con perdón de los adolescentes) un recurso de estudiante de escuela secundaria elaborando un folletín escolar una hora antes del cierre.

Seguramente la frase, comparada con otras barbaridades que suelen entregarnos los medios, no es gran cosa. Sin embargo no hay que minimizar estas costumbres mendaces y poco profesionales de algunos periodistas, porque en el devenir diario de la lectura, se incorporan si hacer ruido, sin que se adviertan, en la sensación que la gente tiene sobre lo que pasa.

Tal vez son más eficaces estas entrelíneas que ocurren a cada instante, que las mentiras más alevosas, más "identificables". Porque estos recursos berretas a los que acude un Gran Periodista ni siquiera dejan la posibilidad de considerarlos una mentira. Entran en la categoría de lo "inverificable". Y desde ese improbable, este opinador compulsivo fundamenta su posición.

Lógicamente, después, en toda la nota, no vuelve a mencionar la frase ni habla del "hombre del gobierno". Así, cualquiera hace periodismo ¿no?.

24/11/08

Volatilidad en el mercado de informaciones




La Nación no regala una: cuando bajan las acciones en el Mercado de Valores, se debe a problemas en el país. Cuando suben, se debe a soluciones externas.
Al final uno no sabe si los "volátiles" son los mercados o los medios.
¿O será que este lunes de 8 puntos arriba, los inversores se olvidaron que las AFJP fueron estatizadas el jueves?



Amargo Cuyano



Primero fue la hija, ahora la hermana. Toda la familia Cobos participa en la gran política del país sin querer queriendo, apuntalando al jefe de la familia que brega por... ¿por qué brega Cleto? ¿Alguien sabe qué cosas le importan, distintas de los posibles armados electorales?
A Cleto Quénnedy (le da "cosita" usar la K) se le viene la... ¿qué se le viene? ¿la noche? ¿la gloria? ¿el ocaso? ¿el acoso?
Este blog no tiene muy en claro qué opinar al respecto (al respecto de qué?).
Sólo sospechamos que Cleto, como buen radical, alguna vez seguro ha soñado con ser el Yon Fíyeral Quénnedy cuyano... y apenas si logra parecerse a su fantasma.

23/11/08

Libertad de prensa y seguridad jurídica



En Página12 se publica una entrevista a Catalina Botero Marino, la relatora especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Si bien no hay mucho para destacar de la nota, ya que es "políticamente correcto" todo lo que en ella dice, no está demás echarle un vistazo para comprobar algunas viejas costumbres que deberían superarse para que la labor de estos organismos tenga en el continente la eficacia y el respeto que se merecen.

Desde estas entidades que nacional e internacionalmente defienden y promueven la libertad de expresión siguen poniendo el acento en el papel de los Estados. Es lógico si miramos nuestra historia de censuras y periodistas muertos en manos oficiales. Pero desde el periodismo que no figura en la vidriera se sigue aguardando que una sola vez se pronuncie o se denuncie en esos foros el papel de la gran prensa privada, en democracia, en la limitación de las libertades.

Una parte de la entrevista refleja esta ausencia que quiero destacar:

Pregunta: –Desde 1999 todos los gobiernos argentinos ratificaron su compromiso de despenalizar los delitos de calumnias e injurias, pero ninguno cumplió con su palabra, y la sugerencia se convirtió este año en una orden de la Corte Interamericana, en el caso Kimel. ¿Por qué la clase política se niega a renunciar a la posibilidad de perseguir periodistas con el Código Penal?

Respuesta: –Es un fenómeno extraño. Pese a que no se condena a los periodistas, los funcionarios no quieren perder esa herramienta, como si temieran quedarse desnudos frente a la omnipotencia de la prensa. Es falso. Nadie puede estar inerme frente a acusaciones injustas, pero cualquier medida de control a la prensa debe generar el menor costo sobre la libertad de expresión. Una medida que tenga un efecto inhibitorio, a sí sea mínimo, debe replantearse. Despenalizar las calumnias y las injurias no significa caer en el reino de la mentira o el insulto. Existen mecanismos de protección del honor y la intimidad mucho más democráticos: las sanciones civiles proporcionadas. La utilización del derecho penal inhibe la crítica y la investigación. Si las figuras de calumnias e injurias no se aplican, no deberían existir.

Estamos de acuerdo pero falta algo: la prensa no quiere ese “control” de resorte judicial porque no quiere ningún control. Y no es que lo evite por defensa de la libertad de prensa, sino para alisar el camino de sus negocios periodísticos. Esta lucha no es del periodismo sino de los empresarios que tienen intereses en los grandes medios. Ese maldito resorte judicial es la única herramienta a la que se “invita” a recurrir a los actores del poder político (un fantasma, buh!) por ausencia deliberada de un tribunal del periodismo que sancione al mismo periodismo.

Ese es el gran temita que le falta mencionar a todo abogado y periodista que, con las mejores intenciones tal vez, dice luchar por la prensa sin mordazas. Los políticos, ese tabú al que mencionan como si se trataran de militares fascistas (y olvidándose de los actores corporativos que imponen la agenda periodística todos los días), se van a dejar de joder cuando la Gran Prensa Argentina se juzgue así misma, y sea capaz de hacerlo en un ámbito profesional tan puro y limpio como la pureza y limpieza que le reclama a los Estados.

Mientras tanto sucede lo que vemos todos los días: una corporación mediática que tiene licencia para casi todo, incluso para autocensurarse en sus redacciones cuando se tocan temas que atentan contra alguno de sus auspicios, y que reclama por independencia cuando en realidad busca cierto margen de impunidad para sus negocios.

La "libertad de prensa" que defiende el Gran Periodismo se ha transformado en el equivalente conceptual de "seguridad jurídica" que reclama el Gran Empresariado.

21/11/08

¿Otro empresario con diario propio?



En el portal Asteristos.tv informan que el diario Crítica de la Cristina, que en sus inicios destacaba su independencia del poder empresarial y político al tener como principales accionistas y "mecenas" al ex juez Gabriel Cavallo y otros abogados, está cambiando de dueños.
Dicen en el portal que el nuevo accionista, el empresario español Antonio Mata, "enemigo jurado del secretario de Transporte, Ricardo Jaime, quedó a un paso de convertirse en el principal accionista del diario Crítica de la Argentina, la última creación de Jorge Lanata que no está yendo muy bien en ventas".
También destaca que "
la incursión de Lanata en el teatro de revista, pero sobre todo la orientación de ese medio y el hecho de que no haya cumplido con los objetivos propuestos en ventas y publicidad, habría convencido a los hombres de ley de dar un paso al costado."
No tengo idea de quiénes son los de Asteriscos.tv. Es la primera vez que entro a ese portal y caí porque la noticia fue levantada por Enciclomedios.
No parece bolazo ya que dicen haber hablado con Jacoby, uno de los accionistas en fuga. Igualmente ya se venía señalando que el diario no levantaba vuelo en su edición gráfica.Veremos.

Tribuna sindical



Para todos los peronchos y zurditos que se tiran contra La Nación tildándolo de diario gorila, oligarca, conserva y no se cuántas barbaridades más, cuando en realidad es una verdadera Tribuna Sindical. La única verdad es la realidad, y la realidad es que La Nación está preocupadísima porque el despojo del gobierno a las AFJP afecta también a los trabajadores. Y nadie dice nada. Pero no importa. Como bien reza la Tribuna del Obrero en las primeras líneas de la nota: “el reclamo de los trabajadores de las AFJP sigue intacto”. Esa será la bandera. Hasta el empate, siempre.

20/11/08

Quemá esas cartas



El PRO acaba de cometer una torpeza política que se la van a recordar por siempre, y con razón. Los paladines del republicanismo le enviaron una carta a Julio Cobos --presidente muleto por ausencia de Cristina Fernández-- pidiendo que vete la ley que el Senado se aprestaba a sancionar, eliminando las AFJP. Son unos verdaderos perejiles. Que no anden pidiendo después respeto a la división de poderes.
De todas maneras, esta muestra de su incoherencia --que choca con el remanido discurso en contra de los "presidencialismos avasallantes"-- no deja de ser una avance. En otra época, gente de la clase social que sigue a partidos como el PRO no pedía vetos presidenciales cuando las leyes y decretos iban contra sus intereses. Directamente iban a golpear cuarteles.

18/11/08

Pedestales y letrinas



El pixel es una suerte de granito cuadrado muy chiquito que, sumado a otros miles o millones de granitos, conforma una imagen de las denominadas “digitales”. Cuanto más aumentás el tamaño de una foto, más posibilidades hay de que aparezcan ante la vista humana esos cuadraditos. Lo mismo pasa si reducís, con un software, la cantidad de píxeles para hacerla más "liviana".
Cuando ves esos cuadraditos es que la foto está “pixelada”. Un término medio ambiguo, porque la foto siempre tiene píxeles. Pero bueno, si hablamos de una foto pixelada, hablamos de una foto con pocos píxeles, tan pocos que cuando la hacemos crecer en tamaño… se los vemos.
Ver una foto pixelada no es algo demasiado agradable a la vista, porque le falta “armonía” en sus figuras, definiciones y colores.
A veces una linda foto (o una foto tomada a alguien “de buena presencia”) puede arruinarse y denotar fealdad, desarreglo, brutalidad, suciedad y varios etcéteras.
Opinar con la foto en un medio tradicional es viejo. Es tan viejo que ya aburre. Pero además, es un recurso al que han dejado de apelar los medios gráficos más importantes del mundo, especialmente cuando deben ilustrar notas referidas a las principales figuras políticas de un país. Esto no quiere decir que “cubran” al político en cuestión, sino simplemente que han comprobado, con el paso del tiempo, que el recurso de desnudar mediante las fotos las imperfecciones conocidas o desconocidas de los protagonistas, se volvía en contra del mismo medio.
El lector advierte la intención y, opine lo que opine de los protagonistas, se queda con una mala sensación del mismo medio ante semejante bajeza.
Sin embargo, en la Argentina suele utilizarse muy seguido en varios medios. Crítica es un gran ejemplo de esta costumbre. Pero lo que noto es que por estos lugares, la mediocridad es doble: les encanta hacerlo con las mujeres.
Claro, no con todas. Pero la casualidad de contar en este país con una presidenta mujer (y sobre todo una que, al contrario de otras mandatarias, se viste de mujer y no de hombre), da pié para el regocijo permanente.
Fíjense en esta fotos que copié hoy (las 4 imágenes en un lapso de 5 minutos en el mismo medio). Todas las fotos tienen los píxeles apropiados para publicar en Internet con una calidad aceptable. Salvo la de CFK, que está totalmente pixelada y sus colores denotan que fue retocada o tomada con una cámara de juguete.
En fin … hay algunos macarras que se suben a los pedestales a vociferar sus intereses. Otros prefieren las letrinas.


No hables de alianza

El operador del PRO habla con La Nación.
El periodista pregunta como viene la mano con esto de Felipe.
Mirá, dice el operador, estamos queriendo armar algo.
El operador y el medio tienen onda.
El operador apela a cierta confianza con su interlocutor y se lo pide: no vayas a hablar de alianza, no menciones esa palabra por favor.
¿Conferedación de partidos te va?, pregunta La Nación.
Me gustó. Suena cool, no?, pregunta el operador.

16/11/08

Clarín conducción

Ricardo Kirschsbaum, editor general de Clarín, sacó de los cajones del placard un latiguillo que hacía tiempo no lo veía publicado, por trillado, berreta y mentiroso: "Los lectores eligen todos los días".
Ahora resulta que cuando uno lee un diario, lo elige (no aclara El Editor si para informarse sobre algo en especial, como compañero de ruta, como pareja o qué).
Así que ya saben, no se hagan los "ingenuos": cada vez que compren Clarín o visiten su web, están avalando, entre otras cosas, la adopción ilegal de personas. Lo dice Clarín.

Entre bueyes hay cornadas

Antes del post, una anécdota.
La Arena, el diario "tradicional" de La Pampa, que tiene una histórica línea editorial contraria a los gobiernos peronistas pampeanos y consecuente con los socialismos y sectores progresistas del radicalismo, mantuvo una actitud claramente definida en contra de los dirigentes rurales durante toda la pelea por la renta. A tal punto que en cierto momento le hicieron llegar a oídos de sus autoridades el malestar del empresariado local por su durísima posición contra la Mesa de Enlace, dando a entender que iban a retirar ciertos avisos.

En un medio del interior, la pauta publicitaria siempre tiene un gran contenido de firmas ligadas a la actividad agroganadera. Por lo tanto la presión puede llegar a ser insostenible. Las radios comunitarias y medios gráficos alternativos de la región saben lo difícil que es mantenerse con el aporte de pequeños comerciantes.

La sangre no llegó al río, tal vez porque La Arena dejó trascender públicamente la maniobra de mordaza que se prestaban a realizar desde los sectores que luego reclaman republicanismo y respeto a las instituciones de la democracia.

Bien. De este diario rescatamos la editorial de hoy, donde se refiere a la hipocresía de sus colegas mayores.

"En la semana la presidenta volvió a poner nerviosos a los grandes medios nacionales al elegir a otro diario del interior para expresar su opinión. Esta decisión presidencial, de privilegiar el país interior y los diarios independientes de las provincias -sabido es que los grandes pulpos porteños financiados con capitales extranjeros han absorbido a los más grandes diarios de las provincias más ricas- ha desatado una inexplicable histeria en los grandes rotativos que no pueden ocultar en la prosa despectiva que utilizan cuando se refieren a la situación. El "gran diario argentino" y sus satélites radiales y televisivos -que se muere por tener una "exclusiva" mano a mano con la presidenta y que, cuando la tienen, la presentan como un logro periodístico de primer nivel-, canalizan ahora su despecho en ironías juzgando intenciones electorales y subestimando a los diarios donde esa opinión presidencial se vierte. Es curioso que un diario que suele tener en sus páginas editoriales columnistas presidenciales juzgue así idéntica actitud en la prensa pueblerina o provinciana. El tratamiento periodístico que por estos días se observa en relación a estas salidas de la primer mandataria en diarios que no son de la Capital, rezume no solo el desprecio de la "gran prensa" por la prensa del interior -a la que suele halagar antes de las elecciones para autoridades de las entidades periodísticas nacionales- sino y principalmente, su temor a que haya en el gobierno nacional un atisbo de iniciar una política federal de tratamiento de los medios del interior en igualdad de condiciones y posibilidades informativas, que las que desde hace décadas ostentan y monopolizan el puñado de diarios y medios de la Ciudad de Buenos Aires.
"

15/11/08

Noticias con peloteros

Durante el conflicto rural, se multiplicaron en las páginas de internet y en los medios de comunicación los mensajes y opiniones del público. El espectáculo que se brindaba era lamentable, pero uno tenía la esperanza de que se tratara de un estado general de angustia, miedo y bronca, y que la brutalidad de las opiniones dejara paso, con el correr del tiempo, a una mirada un poco más tranquila ("más amplia" es pedirle mucho a buena parte de la sociedad) sobre lo que pasa en el país.

Como se puede ver cada vez que se visitan sitios como Crítica de la Argentina y Perfil o se escuchan algunas radios de Buenos Aires, el grito fácil, la demagogia, el insulto, la sordera y la ceguera continúan adornando las noticias y entremezclándose con ellas, formando una telaraña audiovisual que bastardea al entendimiento. Esta forma engañosa de invitar al debate es otra táctica de mercado que le debemos a los propietarios de los grandes medios.
También en esta modalidad, el medio renuncia a sus responsabilidades con el pretexto de la libertad de expresión. Es mucho más aceptable utilizar ese argumento para dar a entender que las canalladas de la gente los superan, que reconocer la verdad: un comentario moderado o eliminado puede llegar a ser un visitante que se va.

La cuestión es que la prensa que se presume seria e independiente, ha colaborado con el público en transformar el espacio para el comentario en una suerte de Pelotero donde los grandes (y algunos chicos) se entretienen con sus zafarranchos sin molestar al periodismo, pero jodiendo a la información.

14/11/08

Mojando la oreja

Los agrodirigentes quieren pelea. A la reaccionaria solicitada publicada hace 4 días por la Sociedad Rural de General Pico en todos los medios de La Pampa (de la que dimos cuenta en este post), se le suma esta aparecida hoy, firmada por la Asociación Agrícola Ganadera. No vamos a abundar en detalles porque la perorata neoliberal es la misma.
Como comentábamos en aquel post, la mojada de oreja es para los senadores, y de paso alentar la posibilidad de una réplica oficial que los ponga en movimiento luego de sucesivos fracasos de precalentamiento en sus bases agrarias para llevarlas a la ruta o al menos figurar con hechos políticos en los medios. Andan buscando una causa que los movilice, porque la baja en las retenciones, hasta ahora, no les sirve de bandera.

Los gremios respondieron:

Pero esta vez, la solicitada agrícola tuvo compañía: también en los diarios pampeanos se publica hoy un comunicado firmado por Utelpa (trabajadores de la educación) y otros sindicatos locales, respondiendo las expresiones de la SRA de General Pico. Que yo sepa, es la única voz que hasta el momento se ha escuchado (tanto desde la política como desde los medios) criticando a las expresiones de la dirigencia chacarera.

13/11/08

Más renuncias en el gabinete

Según especula Alfredo Leuco en Perfil.com, estarían por producirse nuevas renuncias en el gabinete de la presidenta Cristina Fernández. Serían nada menos que las del ministro de Economía y Producción, Carlos Fernández, y el de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández. Las dimisiones se sumarían a la del Jefe de Gabinete de Ministros Alberto Fernández.
La especulación se publicó el 8 de agosto de 2008, hace poco más de tres meses. O es un bolazo con rima o será un acierto del periodismo de recontraanticipación.

12/11/08

Los Macarras de la Moral II

Hoy: Magdalena Ruiz Guiñazú

Nos enseñan a ser demócratas. Entienden que los conceptos “democracia” o “institucionalidad” no están ligados a la lucha de intereses opuestos en un proceso histórico, sino que son parte inmutable de una neutralidad del tipo impoluta y aceptada por todos. Sobre tales cimientos, construyeron un altar al que se suben cada mañana. Y desde allí, observan una realidad plagada de contradicciones y miserias. Están convencidos que ellos no forman parte de esa realidad; que no la alimentan; que la combaten; que la conducen hacia una suerte de República Correcta de la cual nunca dan demasiados detalles.
Son la Inquisición sin muertes ni torturas. Muchos de ellos aman la democracia, pero no porque amen las libertades o el estómago de los demás, sino porque han logrado que sea el sistema donde su soberbia (a veces muy dañina) no pague culpas ante la ley, ni rinda cuentas a los que no supieron o no quisieron construirse ningún altar.
Son los Macarras de la Moral, y se guían por un único, breve y silencioso dogma que jamás pronunciarán, pero te lo refriegan en la cara todos los días: “el equivocado sos vos”.

11/11/08

De la publicidad privada no se habla

Los principales medios de comunicación suelen criticar a todos los gobiernos el manejo discrecional del reparto de la publicidad oficial. Visto rápidamente, parece un reclamo más o menos justo, comprensible. Y, que recuerde, no suele tener mayores reparos de parte de la intelectualidad crítica, generalmente atenta a la actuación de los grandes medios. Es como si, en este tema, se le “concediera” a la prensa una suerte de razón o legitimidad inicial para el pataleo.
Debe ser porque la tradición (tanto del manejo de la publicidad oficial como de su crítica) supera a todos los tiempos, los medios y los gobiernos.
Sin embargo, me animo a pensar que el reclamo es válido sólo en contadas ocasiones y para cierto tipo de medios.
En general, los que más reclaman equidad en la pauta, son los medios que más poder y más publicidades suelen tener. Y no lo hacen desde una defensa de la libre opinión, sino desde un posicionamiento estrictamente empresarial, mientras tantean en sus bolsillos la navaja política.
En realidad, sabemos bien que no es la equidad lo que quieren. Quieren plata. No es la libertad de prensa lo que les importa: quieren imponer agenda sin dejar de ganar.
Si quisieran equidad ¿por qué no proponen licitar mensualmente las pautas publicitarias, con “registro público de proveedores” y todo? Que el Estado decida, de acuerdo a sus necesidades de difusión (de campañas de salud o educación, por ejemplo) un presupuesto para el mes (o bimestre, lo que sea). Y se elija el mejor precio de publicación, o bien que se sorteen periódicamente los medios en los cuales publicar (Como sea... estoy dando un ejemplo cualquiera, pueden haber miles). Esto desterraría la macabra y eterna idea de sojuzgamiento del periodismo de parte del Estado.
Y de ninguna manera sería una medida imposible de realizar. Solo es cuestión de organización. Obviamente no les conviene. Sería demasiado republicanismo, y los llevaría a ahogarse en su propio vómito, con perdón de la expresión.
La arista engañosa del reclamo es el latiguillo de la “compra de voluntades” a través de la pauta publicitaria. Hacen a un lado un detalle importante: los medios privados pueden criticar públicamente al Estado sobre este tema, con grandes titulares y sesudos comentarios. Pero no lo pueden hacer con las empresas privadas, que obviamente publicitan con doble motivo: la difusión de su nombre o productos y la “amistad” del medio. (Hablo de los grandes auspiciantes, que como los grandes medios, están formados por empresas que tienen gravitación en la historia política del país y Latinoamérica).
Y sin embargo, los Macarras de la Moral, que tanto se llenan la boca pidiendo a la vez libertad de conciencia y pauta publicitaria, no dicen nada sobre las “coerciones silenciosas”. (Pienso en las AFJP, las empresas agrícolas, los bancos en el 2001, las telefónicas, las trasnacionales, etc.)
Alguno dirá: “se trata del Estado, nada menos” Es verdad. ¿Pero, no es igual de grave que un conjunto de empresas privadas condicionen a la prensa, y por lo tanto la opinión de un lector o espectador?
Entonces vemos que, en realidad, el poder de presión sobre la prensa, es tanto privado como estatal. Y, peor aún, los medios hasta pueden reclamarle públicamente al Estado, pueden presionar (lo hacen) a sus interlocutores en sus páginas y minutos, y nadie los acusa de chantaje. Esto no lo hacen con los privados.
El conflicto agrario fue un ejemplo de que no es con la gran publicidad estatal cuando más se autocensura el medio, sino con la publicidad privada. Los medios más importantes cerraron filas con el agro todos los días, a cada minuto, mientras conservaban las publicidades oficiales y privadas.
¿Los gobiernos tienen una “deuda moral” histórica en el manejo de la publicidad oficial? Es tan ridículo negarlo como fácil levantar esa bandera.
Pero también es ridículo creerse periodista serio e independiente agitando exclusivamente esa bandera, y callándose la boca sobre la influencia del sector privado en la agenda política de los medios. De la pauta privada no se habla; esa es otra “deuda moral” que buena parte del periodismo tiene consigo mismo y con la gente.

10/11/08

A un paso del sinceramiento

Esta increíble solicitada se publicó hoy en los tres diarios de La Pampa (La Arena, El Diario y La Reforma). No se que habrá pasado en otras provincias. Esta firmada por la Sociedad Rural de General Pico. Parece que en un arranque de furia los miembros de la SRA-Pico (al menos los dos que firman, el presidente y el vice) han decidido hacer catarsis y despotricar directamente contra las principales instancias del sistema democrático: el poder ejecutivo, el judicial y el legislativo.
En su desmadre de viejos ricachones a los que les han tocado el bolsillo, los dos dirigentes no dejan títere con cabeza. Lo que dicen (y el momento en que lo dicen) refleja el tremendo escozor que les ha provocado la eliminación de las AFJP.
Algunos pasajes:
“Todo lo ocurrido en el último lustro de nuestra historia se hizo a la vista y con la complicidad, activa o por sumisión, de una clase política que aún no logra pasar de los discursos a los hechos, y sabe andar nada más que en puntas de pie, temerosa, siempre especulativa en términos electorales, y sin hacerse cargo de lo que la sociedad espera de sus dirigentes”
Habla de “último lustro”. Aparentemente lo anterior al 2003 era digerible para esta gente. Y desde ese año, todos los políticos se han rascado a cuatro manos.
La siguiente parte hay que leerla con música de clarines de fondo:
“El Poder Judicial de la Nación fue, y continúa siendo, funcional a un gobierno que no sólo impacta contra las leyes y humilla la tradición de los jueces y los fiscales, sino también subvierte el sistema de normas que deberían asegurar la convivencia general. De tal modo, los delincuentes se imponen, los policías se esconden, los ciudadanos sufren, y la Nación entra en estado de coma profundo”.
En fin… uno se encuentra con esto en el diario y no sabe si reir o preocuparse. Creo que hay que darle importancia, estos tipos añoran viejos tiempos y tienen ganas de militar (en los dos sentidos). El hecho de que sea poco probable que su prédica encuentre eco, no es motivo para ningunearlos. Creo que hacemos mal si se las dejamos pasar.

9/11/08

Los Macarras de la Moral


Hoy: Nelson Castro


Nos enseñan a ser demócratas. Entienden que los conceptos “democracia” o “institucionalidad” no están ligados a la lucha de intereses opuestos en un proceso histórico, sino que son parte inmutable de una neutralidad del tipo impoluta y aceptada por todos. Sobre tales cimientos, construyeron un altar al que se suben cada mañana. Y desde allí, observan una realidad plagada de contradicciones y miserias. Están convencidos que ellos no forman parte de esa realidad; que no la alimentan; que la combaten; que la conducen hacia una suerte de República Correcta de la cual nunca dan demasiados detalles.
Son la Inquisición sin muertes ni torturas. Muchos de ellos aman la democracia, pero no porque amen las libertades o el estómago de los demás, sino porque han logrado que sea el sistema donde su soberbia (a veces muy dañina) no pague culpas ante la ley, ni rinda cuentas a los que no supieron o no quisieron construirse ningún altar.
Son los Macarras de la Moral, y se guían por un único, breve y silencioso dogma que jamás pronunciarán, pero te lo refriegan en la cara todos los días: “el equivocado sos vos”.

7/11/08

Periodismo canalla (y marmota)

Perfil es un diario opositor, debe ser por eso que sus argumentos son tan endebles, como lo son casi todos los que pueden escucharse hoy en día de una oposición impresentable, incapaz de hacerse un lugar en la consideración del porteño medio.
Y, como la oposición, Perfil anda a la caza (desesperada) de cualquier situación, medida o palabra oficial que pueda considerarse un miserable traspié, y por lo tanto una bendita oportunidad de decir "algo" en contra.
Como vemos, su criterio es directamente inimputable, por marmota. Hoy publica una serie de "errores" en la carta que CFK le envió a Obama luego de su triunfo en las elecciones generales de USA. Estos son los tres errores que señala el diario de Fontevecchia:

"el mes, noviembre, figura con mayúscula. A diferencia del inglés, idioma en el cual los meses sí se escriben con mayúscula, en castellano los nombres de los meses comienzan con minúscula." El siguiente dislate ortográfico aparece en el título con el que se designa al demócrata. Debajo del nombre "Barack Obama", la presidenta argentina escribió "PRESIDENTE-ELECTO". El problema está en que el guión entre "presidente" y "electo" está mal utilizado en el idioma español, donde debería escribirse "presidente electo" Un tercer error aparece cuando Cristina Fernández de Kirchner habla del "Pueblo Americano", haciendo uso de mayúsculas para comenzar tanto la palabra "pueblo" como "americano".

En fin...un nuevo dislate periodístico de Perfil. Y fue título principal en la home del diario. ¿De estas lecturas se nutre la mentalidad del medio pelo argentino? Están perdidos muchachos, vuelvan a La Nación urgente.

La doctrina del shock

video

El documental fue realizado para promocionar el libro "La doctrina del shock" , de la periodista canadiense Naomi Klein. Para darle una miradita en este contexto mundial.

6/11/08

Cachanosky "reloaded"

Roberto Cachanosky ataca de nuevo (si alguna vez dejó de hacerlo). El economista que en mayo de este año dijo en pleno conflicto agrario que se venía un corralito (ver este post), ahora anticipa que se viene el 2001. Dice que están dadas un montón de condiciones similares para volvamos a esa época.
Como vemos en esta nota publicada hoy en La Nación, utiliza el mismo esquema: sabe que tiene el culo sucio con su onda de generar o incentivar desde sus medios malos climas finacieros, entonces vuelve a atajarse advirtiendo que comparar lo de ahora con lo de 2001 no es ninguna conspiración. Faltaba más... ni se nos había ocurrido.
"El mensaje que le enviaron a la población es: estoy dispuesto a violar todos los derechos de propiedad que sean necesarios con tal de mantener la caja que necesito para no perder el poder. Por lo tanto, aquí no hay ningún misterio o conspiración, lo que hay es una fuerte y creciente desconfianza hacia un gobierno que, además de perder la confianza de la gente en su gestión, ha metido a la Argentina una situación económica que, por momentos, tiene olor a 2001. "
En el día en que la Cámara de Diputados se dispone a aprobar el proyecto que elimina la timba de las AFJP, no podía faltar el aporte de "Bombita" Cachanosky en la Tribuna de Doctrina.

4/11/08

Por un Estado ciego, sordo y mudo

Perfil es increíble. El mundo económico creado por el liberalismo se viene abajo por el tremendo descontrol y ausencia de parte del Estado en las operaciones financieras (deficiencia reconocida por casi todos los presidentes de Occidente), y el diario de Fontevecchia acusa de "policíaco" al Estado argentino por querer conocer la identidad de los grandes operadores que en estos días maniobraron con el dólar. Y encima dice, como si no hubiera ninguna crisis mundial, que esa decisión del Banco Central "desalienta inversiones".
No está prohibido por ley ser un snob, vendepatria, vocero de buitres, defensor de los que más tienen, ni nada de eso... pero ¿no pueden serlo con fundamentos un poquito menos impresentables?
http://www.perfil.com/contenidos/2008/11/04/noticia_0025.html

2/11/08

Para Ti, un fierro

Página/12 publica hoy una entrevista a Daniel Cabezas, hijo de Thelma Jara, la detenida que fue víctima de una entrevista trucha armada por la dictadura y la revista "Para Ti" en setiembre de 1979, para engañar a la gente sobre el oscuro panorama de violación de derechos humanos en la Argentina. A propósito de esta nota a Daniel, donde reafirma la decisión de llevar a juicio a los responsables de la editorial Atlántida y de la redacción de la revista de aquella época (hoy está en manos del Grupo Televisa), recordemos la crónica de Miguel Bonasso, publicada en Página en setiembre de 2000.
Así comenzaba:
"La orden letal de Cavallo venía disfrazada de propuesta: “Lo hacés si querés. Acá no se obliga a nadie a hacer lo que no quiere. Pero si no querés, puntos suspensivos”. Thelma Jara de Cabezas sabía muy bien lo que significaban los puntos suspensivos: si no se prestaba a esa nota infame en la revista Para Ti, la bajarían a la enfermería, le aplicarían una inyección de “pentonaval” y la llevarían al Fokker para arrojarla a las aguas del Atlántico. Pensó que al leer la revista, su hijo Daniel, que estaba exiliado en México y había organizado una campaña internacional denunciando el secuestro de su madre, sabría que aún estaba viva. Con la muerte en el alma, recordando a su otro hijo Gustavo, el pibe de 17 años al que esa gente había desaparecido para siempre, musitó: “bueno”. Fue una noche en la extraña “Pecera” de la ESMA donde los peces atrapados por el Grupo de Tareas 3-3-2 cumplían su trabajo esclavo en cubículos transparentes que habían suscitado la cruel metáfora del acuario."